Economía

La campaña del aceite cierra con un récord en exportación

Las existencias son las menores del último lustro y se deja atrás la crisis de precios

el 01 nov 2009 / 21:01 h.

Un jornalero en plena labor de recolección de la aceituna en una finca de la provincia de Sevilla.

El día 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, marca el comienzo oficial de la campaña de comercialización para el aceite de oliva -la recogida se inicia tradicionalmente en el campo con el puente de la Inmaculada, allá por diciembre-. Se ponen los contadores a cero y toca, pues, hacer un balance de la pasada, en la que se han vivido una severa crisis de precios y, después, una fuerte remontada de éstos gracias a que, por vez primera, se almacenó cosecha con ayuda comunitaria (es el mecanismo de la intervención privada) para elevar así las cotizaciones.

La pasada semana la Agencia para el Aceite de Oliva -adscrita al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino- hacía un primer cómputo con datos todavía provisionales, aunque eran lo suficientemente contundentes como para afirmar que la cerrada el sábado fue, pese a las sombras del arranque por los reducidos precios, una campaña de comercialización buena.

Tres argumentos sostienen la afirmación. En primer lugar, y a falta de un mes para concluir el ejercicio aceitero, las ventas habían superado ya a la producción. En segundo, el excedente (stock de enlace entre campañas) era el más bajo del último lustro. Y, por último, las exportaciones, y pese a la debilidad del dólar (encarece el producto español) se situaban en récords.

Números. La reciente campaña se saldó con 1,028 millones de toneladas producidas de aceite de oliva, que sumadas a las existencias dieron un total para vender de 1,389 millones. El mercado nacional había absorbido 499.400 toneladas -se importaron también 36.900-, y hacia los mercados exteriores fueron 602.800. El resultado, un stock a finales de septiembre de 287.200 toneladas, incluidas las 35.700 inmovilizadas por haberse acogido al mecanismo de intervención. Y a esa fecha, según el organismo, las existencias eran ya las menores en cinco años, y el 33% inferiores a las del mismo mes de 2008.

Si en octubre la evolución del mercado fue similar a la del resto de meses, a día 31 los stocks sólo darían "para dos meses" de consumo, explica José Vázquez, técnico de la patronal agraria Asaja-Sevilla.

Considera que el aceite ahora almacenado no va a influir en el comportamiento del mercado, ya que una vez que salga a la venta, apenas representará diez días de consumo. A su juicio, la puesta en marcha del mecanismo de la intervención privada -que la Consejería andaluza de Agricultura y Pesca solicitó en primavera y fue autorizada por la Comisión Europea- "fue una medida más psicológica que otra cosa", pero permitió que las cotizaciones en los mercados de origen -a salida de la almazara- remontaran.

En concreto, el sistema Pool de la jiennense Fundación del Olivar , que contabiliza los precios de las operaciones en tiempo real de la gran mayoría de las almazaras españolas, señala que el kilo de aceite de oliva cotiza en la actualidad a 2,26 euros, siendo de 2,36 para el virgen extra, de 2,22 para el virgen y de 2,21 para el lampante (es el que necesita ser refinado antes de pasar a la botella). En cambio, en mayo pasado, antes del anuncio de que Bruselas aprobaba las ayudas al almacenamiento, la primera de esas categorías estaba a 1,87 euros, a 1,81, la segunda, y a 1,74, la tercera, con un promedio de 1,8 euros por kilo.

Con tales precios, la Consejería consideró que el sector se encontraba por debajo de su umbral de rentabilidad, de ahí que solicitara, a petición de aquél y tras no pocas manifestaciones en la provincia de Jaén, el auxilio de Bruselas.
¿Y qué podemos esperar de la campaña que ayer se estrenó? El primer aforo elaborado por el departamento de Clara Aguilera indica que la cosecha regional se situará en 1,038 millones de toneladas de aceite de oliva, volumen un 25% por encima de la pasada y que supondría que la nacional rondara los 1,3 millones.

Algunas organizaciones agrarias y las cooperativas creen que este cálculo oficial es demasiado optimista, y hablan de 975.000 en la comunidad y 1,2 millones en el conjunto de España. "Todo depende de la sequía, si hace mella o no la falta de lluvias", apostilla José Vázquez.

Aceituna de mesa. A falta de una semana para que finalice el verdeo (la recogida de la aceituna de mesa) en la provincia de Sevilla, la Agencia para el Aceite de Oliva comenta que las existencias con las que arrancó esta campaña, el pasado 1 de septiembre, eran menores a las inicialmente estimadas (375.700 toneladas, el 7,4% inferiores a las que había un año antes).

"El excedente se ha mejorado sensiblemente y no está entrando tanta aceituna como la que se esperaba porque parte se está derivando hacia la producción de aceite". Para Vázquez, aunque el sector aún lo está pasando "mal", las perspectivas son "halagüeñas" y los precios tiran al alza.

  • 1