domingo, 16 diciembre 2018
21:38
, última actualización

La candidata del PSOE de Los Palacios quiere «pedir perdón» por la gestión del pasado

Encarni González intenta tomar distancia con «los imputados» de la actual dirección municipal

el 03 dic 2014 / 11:00 h.

encarni-glez-lospalacios La precampaña electoral ha comenzado en el PSOE palaciego con más ímpetu que en el resto de partidos, aunque el principal adversario de su candidata, Encarni González, a día de hoy no parecen ser los otros líderes que concurrirán a las municipales del próximo 24 de mayo, sino la propia cúpula de su partido. Si el pasado fin de semana la joven candidata apuntaba a su secretario general, Antonio Maestre, al que criticó su afán intervencionista tanto en la confección de la lista como en el discurso que ella pretende usar en la calle –el de que no se dejará acompañar por ningún imputado en su carrera hacia el Gobierno local–, ayer también recordaba que su mensaje a Maestre lo hace extensivo al resto de la actual dirección del PSOE, «igualmente imputados»: la vicesecretaria general, Rosario Ayala, y la secretaria de Organización, Rosario Gavira. La primera fue cesada por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, como directora general de Voluntariado y Participación tras hacerse público que se había comprado tres trajes de flamenca con dinero público. No tardó en dimitir como portavoz de su grupo en el pleno palaciego. La segunda fue imputada por las irregularidades en la gestión del caso Idelpa. «Yo lo que quiero es presentarme con una lista de gente limpia y capacitada, y seguir lo que predican Pedro Sánchez y Susana Díaz», dijo González, a la que no le importaría «pedir perdón al pueblo de Los Palacios y Villafranca por la mala gestión del PSOE durante los últimos años». Sobre la asamblea del comité local que parece perseguir Maestre para que el partido la destituya como candidata –pese a que fue nombrada hace poco más de un mes con un respaldo del 81 por ciento–, González se pregunta por qué «no ha convocado una asamblea para rendir cuentas y presentar informes políticos del partido desde 2011». «He venido a la política a servir y no a ser servida», subrayó la candidata, para quien Maestre «ya está inhabilitado». La crisis en el PSOE palaciego lleva semanas rumiándose, aunque no se conoció públicamente hasta este fin der semana, cuando la candidata socialista –34 años de edad, estudiante de Derecho, natural de la pedanía de Los Chapatales– trasladó a El Correo de Andalucía su deseo de que su actual secretaria general se marchara o que la dirección provincial lo destituya.

  • 1