domingo, 16 diciembre 2018
23:36
, última actualización
Local

La capillita de San José lanza un SOS

La intervención sobre las pinturas murales del templo, joya del barroco sevillano, no se puede demorar ni un día más. Son necesarios 1,2 millones para salvar su interior.

el 16 jun 2014 / 21:36 h.

TAGS:

La capilla de San José busca donantes para conseguir 1.2 millones de euros con los que restaurar sus retablos, pinturas murales y elementos decorativos. / Carlos Hernández La capilla de San José busca donantes para conseguir 1.2 millones de euros con los que restaurar sus retablos, pinturas murales y elementos decorativos. / Carlos Hernández La capillita de San José, una de las grandes joyas del barroco sevillano, lanza un nuevo SOS para captar donantes dispuestos a convertirse en mecenas del excelso patrimonio que encierran sus paredes. La fragilidad del estado de conservación del conjunto de sus bienes muebles, y en especial de sus pinturas murales, aconseja no demorar más una intervención ya proyectada y cuyo arranque sigue pendiente de la recaudación de los 1,2 millones de euros (sin IVA) necesarios para las obras. El director del proyecto de restauración de los retablos, pinturas murales y elementos decorativos, realizado gratuitamente por la empresa Ágora, Juan Aguilar, insistió ayer durante una visita al templo del alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, en la urgencia que requiere la intervención: «Hemos llegado a un punto en que o se interviene sobre las pinturas murales o hay que pensar en que puedan desaparecer. Básicamente, se caen las pinturas». De hecho, no hay día en que se barra la capilla y la escoba no arrastre las lascas que se desprenden del techo por la exfoliación de unas pinturas atribuidas, al menos en el primer tramo de la nave, a Diego Martínez, uno de los más destacados pintores de la escuela sevillana en la primera mitad del siglo XVIII y autor, entre otras obras, de la decoración mural de la iglesia de San Luis de los Franceses. Zoido entregó ayer a fray Fernando Linares una carta de apoyo al proyecto. / C. Hernández Zoido entregó ayer a fray Fernando Linares una carta de apoyo al proyecto. / C. Hernández De divulgar el delicado estado de conservación del interior del templo y de solicitar el apoyo económico de empresas, organimos y fundaciones para costear esta restauración se está encargando la  Asociación Cultural Pro Restauración Capilla de San José, una entidad sin ánimo de lucro cuya presidenta es Ana Martín y de la que forman parte personas y entidades interesadas en la conservación del patrimonio histórico de Sevilla. Cuenta Ana Martín que ha sido la sociedad civil la que ha tenido que tomar las riendas del proyecto para salvar el extraordinario conjunto de bienes muebles de la capillita de San José debido a que su gestores desde  1916, los frailes capuchinos, «son una orden mendicante cuyos escasos ingresos se destinan a obras sociales». «Están atendiendo una obra de mucho contenido social en Antequera y las propias reglas de la orden les impide intervenir dinero para este tipo de cosas», explica la presidenta. Acompañado de la delegada de Cultura, María del Mar Sánchez Estrela, y de la delegada del Casco Antiguo, Amidea Navarro, el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, giró ayer una rápida visita a esta capilla, declarada Monumento Nacional desde 1912, con la intención de mostrar el apoyo institucional de la Corporación Municipal a la intervención. «El Ayuntamiento de Sevilla quiere colaborar difundiendo el proyecto de restauración y las actividades organizadas para su financiación, impulsando de esta manera la conservación y enriquecimiento del patrimonio histórico-cultural de la ciudad», reza la carta que Zoido entregó ayer a fray Fernando Linares, guardián de los Hermanos Menores Capuchinos de Sevilla. Los trabajos de restauración se realizarían en una sola fase que duraría unos 18 meses, si bien también se contempla una división en tres etapas si no se consiguiesen de una vez los 1,2 millones de euros en los que están presupuestados. En ese caso, la intervención más perentoria sería la restauración de las pinturas murales, actuación cifrada en más de 300.000 euros. El célebre incendio intencionado de 1931, que causó graves quemaduras en las pinturas murales y decoraciones, no es la única causa del deterioro de la capilla de San José. Las filtraciones de lluvia que se han producido a través de la linterna y las ventanas también han causado un gran deterioro a las pinturas murales. Éstas fueron cubiertas posteriormente con grandes reintegraciones cromáticas  que se extendieron como repintes sobre la superficie original desvirtuando gravemente la visión del conjunto. La Asociación pro Restauración de la Capilla de San José ha iniciado ya una serie de actos para concienciar a los sevillanos de la necesidad de acometer cuanto antes los trabajos de restauración. En concreto, destaca un programa de conciertos de música antigua completamente gratuitos, cuya próxima cita será el día 27 de junio con la intervención de Octava Esfera.

  • 1