Local

La capital esquiva el severo revés del paro provincial durante enero

El desempleo casi se estancó en la ciudad, frente a la subida de 4.157 en la provincia. La caída del pasado diciembre fue flor de un solo mes. Bajan también las afiliaciones

el 04 feb 2013 / 21:17 h.

TAGS:

No se nota esa mejora del mercado laboral que auspiciara la ministra de Empleo, Fátima Báñez. Enero cumplió una vez más el sambenito de ser malo para la evolución del paro, al liquidarse el empujón que, sobre los contratos, ejercen la campaña navideña en el comercio y la recogida de la aceituna en la agricultura. Subió el desempleo y cayó la afiliación a la Seguridad Social, y semejante cóctel revela que la economía sigue destruyendo puestos de trabajo.

Así pues, la provincia de Sevilla rozó los 260.000 parados registrados en las oficinas públicas de empleo (SAE en el caso de Andalucía) al cierre de enero. Fueron, en concreto, 259.012, un 1,63% por encima de diciembre, porcentaje equivalente a 4.157 sevillanos más sin ocupación. Si la comparación la establecemos en términos interanuales (sobre el mismo mes de 2012), el aumento alcanza el 9,84%, con 23.206 personas que contribuyeron a engrosar aún más el listado del antiguo INEM. La efímera rebaja de diciembre, flor de un solo mes por las festividades navideñas, fue de 3.400.

La sangría laboral en la provincia es todavía más palpable al abordar las estadísticas de la Seguridad Social. Las afiliaciones se redujeron en 11.721 (1,8%) en la tasa mensual y en 38.111 (5,63%) para la interanual, hasta los 638.674 ocupados en alta, según datos del Ministerio de Empleo.

La capital, Sevilla, se comportó mejor el mes pasado que el conjunto de la provincia. En efecto, el paro creció en 98 sevillanos (un 0,1%) sobre diciembre, hasta los 89.430, siendo el aumento de 5.964 (un 7,14%) con respecto a enero de 2012. En este sentido, hay que tener presente la menor dependencia que tiene la urbe del campo, de ahí que no tenga tanta incidencia el vaivén de la campaña del aceite de oliva.

Pasemos al comportamiento de las distintas actividades económicas en la provincia. Hoy por hoy, la agricultura es un agujero laboral. En enero, el desempleo agrario se incrementó el 10,65%, y en el conjunto de un año lo hizo nada más y nada menos que el 50,37%, hasta los 14.660 trabajadores sin ocupación. Entre las razones, la sequía y la corta producción de aceitunas. Mientras, tras finalizar el tirón comercial de las Navidades, 3.795 personas se quedaron en la calle, hasta sumar 151.127 sevillanos sin ocupación en los servicios, siendo 24.605 en la comparación interanual (19,44%). La industria redujo su personal un 1,2% en ese mes, a 23.160 parados, y un 2,54% en un año.

La construcción, que ya perdió todo el empleo que podía perder, vio cómo su número de trabajadores desempleados menguó el 1,12% sobre diciembre, y el 8,27% respecto a enero de 2012, hasta 42.027 personas sin poder trabajar. Y, por último, el colectivo sin empleo anterior arrojó el 2,93% de desempleados menos, para quedar en 28.038 en total.

"Son unos datos tan preocupantes como difíciles de asumir en una economía como la sevillana que se necesita reactivar si queremos dar un vuelco a la actual situación", señaló la patronal sevillana CES en un comunicado. Y desde los sindicatos UGT y CCOO recalcaron que la reforma laboral es un "fraude" que hunde el país "en el pozo sin fondo dela precariedad".

Sube el paro, baja la cotización y el tercer indicador que queda por analizar es el de los contratos. Su número creció en Sevilla un 0,42% mensual, hasta los 60.530. Los indefinidos fueron 2.663 (4,39), tras aumentar un 40,01% mensual -la clave: el inicio del año- y el 13,75% interanual. Los temporales, por su parte, se colocaron en 57.867, con un descenso del 0,87% con respecto al cierre de 2012 y, en cambio, un alza del 11,22% al analizar un ejercicio completo.

Del conjunto de los parados sevillanos, a cierre de 2012 -último dato disponible- 172.405 cobraban prestaciones por desempleo, aunque se incluían 31.569 que percibían el subsidio agrario vinculado al antiguo PER, y que no computan en la estadística del paro registrado. El gasto en prestaciones fue de 123,6 millones de euros, siendo 831 euros la cuantía media mensual por beneficiario.

Si restamos los perceptores del subsidio agrario, se obtiene que un 44,73% de los parados contabilizados en diciembre carecían de prestaciones por desempleo -se incluye a quienes reciben los 426 euros mensuales de ayuda por tiempo de seis meses-.

Andalucía. El número de parados registrados en las oficinas del SAE en la comunidad aumentó en enero en 18.569 personas, con un incremento del 1,71% respecto al mes anterior, hasta los 1.102.398 desempleados. En términos interanuales, los trabajadores que se quedaron en la calle fueron 94.196, un 9,34% más.

Y en España, el paro subió en la friolera cifra de 132.055 personas, el 2,72% sobre diciembre, lo que colocó el total de parados en casi cinco millones de personas, nuevo récord del registro. En concreto, fueron 4.980.778.

  • 1