Local

La carambola de la ampliación

Los malpensados ya atribuyen a una jugada maquiavélica del Ayuntamiento la necesaria reestructuración a la que habrá de enfrentarse la Carrera Oficial en 2010. Lo cierto es que, aunque sea por carambola, el argumento invocado de la seguridad abre la puerta a materializar la vieja reivindicación municipal de ampliar la Carrera.

el 16 sep 2009 / 01:39 h.

TAGS:

Los malpensados ya atribuyen a una jugada maquiavélica del Ayuntamiento la necesaria reestructuración a la que habrá de enfrentarse la Carrera Oficial en 2010. Lo cierto es que, aunque sea por carambola, el argumento invocado de la seguridad abre la puerta a materializar la vieja reivindicación municipal de ampliar la Carrera.

El interés del Ayuntamiento de ampliar la Carrera Oficial por la calle Fray Ceferino González con idea de crear un espacio abierto para que personas sin recursos puedan contemplar las procesiones recobra ahora una nueva dimensión, después de conocerse que en 2010 deberán desaparecer o ser reubicadas de su actual ordenación entre 1.100 y 1.200 sillas, según las primeras estimaciones realizadas en el Consistorio, para adecuar su montaje a los patrones de seguridad que marca la normativa vigente.

El Consejo de Cofradías desea que esta reestructuración, que comenzará a fraguarse después de Feria con la constitución de un grupo de trabajo en el que participarán todas las delegaciones municipales afectadas, se lleve adelante "desde el respeto debido a los abonados" y, por supuesto, sin que la reforma suponga una merma en los ingresos que obtienen las cofradías por el reparto de la tarta de beneficios de la Carrera Oficial.

Así las cosas, y para evitar que la reducción del aforo a que obliga el Reglamento de Policía y Espectáculos del año 1982 termine socavando la tesorería de las hermandades, de nuevo renace con fuerza la idea de ampliar el trazado de la Carrera Oficial para compensar los asientos que se perderían en el actual recorrido, especialmente en zonas como la Campana y la calle Sierpes.

Según las previsiones que en su día realizó el Ayuntamiento, la ampliación de la Carrera Oficial por Fray Ceferino González permitiría que en esta zona de nueva creación se pudieran concentrar unas 4.000 personas, entre sentadas y de pie. La idea originaria que expuso Fiestas Mayores pasaba por crear un gran espacio abierto al público en las gradas de la Catedral y del Archivo de Indias donde se colocarían por parte del Consejo una o dos hileras de sillas, detrás de las cuales el público podría disfrutar de pie de la contemplación de los pasos de manera gratuita.

Este proyecto de ampliación ha chocado frontalmente hasta ahora con varios obstáculos. El primero y principal, la negativa del Cabildo Catedral a trasladar el emplazamiento del mausoleo de Colón ante la inexistencia de alternativas en el interior del primer templo metropolitano, mudanza que en cualquier caso debería contar con el dictamen y la aprobación de los organismos competentes del Arzobispado de Sevilla y del Ministerio y la Consejería de Cultura. Otro obstáculo importante vendría dado por el rodeo en sus recorridos y consiguiente aumento horario a los que se verían abocadas en torno a una decena de hermandades, por no hablar de los reparos del Consejo de Cofradías a que exista una zona en la Carrera Oficial con público en pie. Ahora, todos los intereses en juego están llamados a conciliarse.

  • 1