viernes, 14 diciembre 2018
17:50
, última actualización
Cultura

La Carbonería reabre sin música a la espera del permiso para conciertos

El Ayuntamiento permite al negocio volver a la actividad, de momento solo como bar, aunque podrá organizar actividades culturales que no hagan ruido

el 06 dic 2014 / 23:40 h.

MÁS SEVILLA Los asiduos a La Carbonería están de enhorabuena, a medias. Este céntrico bar, ubicado en el número 18 de la calle Levíes, popular por las actuaciones culturales y de flamenco que solía acoger, ha reabierto sus puertas tras la clausura municipal del pasado 20 de noviembre, pero solo como establecimiento hostelero. De momento, no podrá acoger conciertos ni actividades que impliquen ruido. Este es el acuerdo al que han llegado recientemente los dueños del local y los técnicos del Ayuntamiento, según informó ayer a El_Correo de Andalucía el gabinete de prensa del consistorio. Sin embargo, no todo está prohibido en La Carbonería. Presentaciones de libros, exhibiciones de arte y otros actos que no precisen de una licencia específica sí se podrán llevar a cabo. Y para las actuaciones musicales, los propietarios están iniciando los trámites para regularizarlas, mediante la solicitud del permiso necesario ante el Ayuntamiento, que –según expone éste– además está asesorando al negocio en este sentido._En cualquier caso, aún no hay fecha prevista para que este bar vuelva a ser lo que era. La plataforma Amigos de La Carbonería ha emitido un comunicado en las redes sociales denunciando que el gobierno local ha autorizado la reapertura del local, pero vetando toda actividad cultural, desde los conciertos a la lectura de poemas, pasando por las presentaciones de libros o las exhibiciones. Sin embargo, desde el Ayuntamiento niegan este extremo, puntualizando que solo se impide aquello que requiera de una licencia específica, como los recitales. La entidad también anuncia que presentará públicamente la próxima semana un manifiesto, al que esperan que se adhieran todos los partidos, para que establecimientos emblemáticos de la ciudad puedan ser declarados Patrimonio Cultural de Sevilla, brindándoles así algún grado de protección. Efectivos de la Policía Local clausuraron el jueves 20 de noviembre este popular espacio, situado en el casco histórico, en cumplimiento de una resolución del área municipal de Medio Ambiente, que incoó un expediente contra dicho negocio por celebrar conciertos y espectáculos pese a que su licencia de bar no contempla esa actividad. Este negocio es muy conocido entre los turistas a cuenta de sus conciertos y espectáculos de flamenco._El expediente municipal lo sancionó por una infracción de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía, imponiéndole una orden de clausura por un periodo no superior a un mes, que finalmente se ha quedado en dos semanas. También se propuso una multa de hasta 2.000 euros.

  • 1