Cultura

La ‘Carmen’ de Távora, a la conquista de Madrid

el 02 nov 2011 / 21:36 h.

Teddy Bautista y Ricardo Azcoaga a la salida de la Audiencia Nacional.
-->--> -->

El dramaturgo Salvador Távora vuelve a lanzarse a la conquista de Madrid con la única arma que este sevillano lleva blandiendo desde que hace más de cuatro décadas se propuso exportar una nueva imagen de la cultura andaluza de la mano de su compañía La Cuadra. La versión escénica de Carmen, ópera andaluza de cornetas y tambores, esa fusión de teatro y flamenco que estrenó en la década de los noventa y que estos días puede verse en la sala que regenta en su barrio, el Cerro del Águila, se estrenará en el Teatro Español de la capital del Reino el próximo 23 de noviembre, donde permanecerá en cartel hasta el 11 de diciembre.

"Tras el éxito que hemos cosechado este año con la gira que hicimos con la Carmen por las plazas de toros, empezamos a pensar que sería muy bueno volver a aquella versión teatral que presentamos en el Maestranza en 1996, rescatarla y hacer un reestreno. Y comentando esto, nos ofrecieron ir al Teatro Español de Madrid", explica Salvador Távora a El Correo.

Pero antes de llevar este puntal de su dramaturgia a Madrid, su creador quiso que la obra pudiera verse de nuevo en Sevilla. "Queríamos irnos con todo el apoyo y el beneplácito de los aficionados sevillanos. Entonces decidimos hacer 12 funciones en nuestra sala, hasta el 18 de noviembre, de miércoles jueves a viernes, a las 21.00 horas".

Esta Carmen pisará Madrid prácticamente por primera vez, ya que sólo pudo verse un día, en el año 1997, en el marco del Festival de las Naciones, en el Teatro Apolo. Ahora se reestrena manteniendo su esencia original, aunque con un reparto renovado.

"El comentario de todo el que asiste a ver la función es que sale con la misma sensación que cuando vio la obra original", destaca su director. "Los protagonistas ahora son Lalo Tejada y El Mistela, y las cantaoras y bailaores han cambiado, pero el espectáculo vuelve a tener la misma emoción y adquiere nuevas posibilidades", añade.

El caballo, elemento fundamental de la versión teatral, estará sobre el escenario de la mano de Jaime de la Puerta, lo que permite, a juicio de Távora, "una vuelta a la leyenda de la Carmen primitiva, en la que la cigarrera se enamora de un picador y no un torero".

Tras su paso por Sevilla y Madrid, La Cuadra no tiene previsto emprender una gira por España con esta obra, aunque hay negociaciones para llevar el espectáculo a Latinoamérica. "Hay conversaciones para representarla en Bogotá, en un nuevo teatro que dirige Ramiro Ossorio, que estos días ha estado por aquí", señala Távora.

Este estreno en Madrid será el broche de oro para un año en el que La Cuadra ha tenido en gira sus espectáculos Flamenco para traviata y Rafael Alberti, un compromiso con el pueblo.

De otro lado, la sala de Távora en el Cerro del Águila ultima estos días la programación para la nueva temporada, que incluirá un montaje dedicado a la Farruca y espectáculos de varios géneros. "Queremos abrirnos a la danza, el teatro y el flamenco, intentando que haya variedad, con compañías de todo tipo. Lo que pretendemos es que los vecinos de este barrio puedan disfrutar de una obra que días después se vaya a estrenar en las salas de Londres", subraya el dramaturgo.

Sobre el balance de este 2011, Távora asegura que no ha sentido la crisis, en lo que a público se refiere. "Quizá se ha dado una menor demanda de contratación de espectáculos, pero no ha bajado la asistencia al teatro". En cuanto a la supresión de las ayudas que el Ayuntamiento de Sevilla debía convocar en 2011 para la actividad de los teatros privados, niega que se vaya a ver afectado por esta decisión: "Nosotros tuvimos varias subvenciones para la construcción del teatro, pero después de eso no volvimos a solicitar más incentivos".

No obstante, confiesa que la sala "por sí sola" no es rentable:_"Somos viables porque compartimos los márgenes de beneficio que sacamos de las giras con la explotación del teatro. Si la sala diera dinero, habría 40 más en la ciudad".

Pero éste no es el único proyecto que tiene ocupado a Salvador Távora, quien ya prepara una nueva producción para celebrar, el próximo año, el cuarenta aniversario de la formación de La Cuadra. Esta efemérides se cumple el 15 de febrero, ya que ese mismo día, en 1972, esta compañía estrenaba Quejío en el Teatro Independiente de Madrid. "Es un hecho sin precedentes en el teatro español y queremos celebrarlo con una nueva producción".

De momento, este montaje ha sido bautizado como Al paso de un caballo andaluz. "Queremos integrar el arte ecuestre, con cierto sentido de diversión y contemplación", desvela su autor, que espera estrenarlo en su teatro para luego llevarlo al Festival Internacional de Peralada.

El espectáculo contará con la presencia de un caballo e incluirá flamenco, como no puede ser de otra forma, teniendo en cuenta quién lo firma. "En todos mis espectáculos hay un toque jondo, con el propósito de concienciar sobre este arte", declara.

Para realizar esta nueva empresa, Távora se encuentra estos días buscando apoyos institucionales. Con ese propósito acudirá el próximo lunes a Alicante, donde el Ministerio de Cultura, entre otras administraciones, le homenajea dentro de un ciclo de autores contemporáneos. Una distinción ante la que se confiesa "satisfecho y nervioso".

  • 1