Local

La carrera no es inalterable

Como cíclica culebrina de Cuaresma surge el tema de la prolongación de la Carrera Oficial, sobre todo si aparecen declaraciones de los ediles con responsabilidad en la misma, caso reciente, el de la...

el 15 sep 2009 / 00:56 h.

TAGS:

Como cíclica culebrina de Cuaresma surge el tema de la prolongación de la Carrera Oficial, sobre todo si aparecen declaraciones de los ediles con responsabilidad en la misma, caso reciente, el de la delegada de Fiestas Mayores. Inmediatamente afloran las posturas inmovilistas, conservadoras, que sin aportar unos argumentos convincentes dan el no por respuesta, aduciendo tradición, inconvenientes para algunos y poco provecho para otros. Pero estas tesis suelen encerrar intereses particulares y actitudes acomodaticias, que rechazan cambios de itinerarios, algunos de ida, pero especialmente de regreso, sin considerar que muchas cofradías están haciendo esos esfuerzos para la entrada o salida del recorrido oficial, precisamente en aras de las que pretenden perpetuarse en sus ventajas de acceso.

Y esto entra en evidente contradicción cuando no se eligen principalmente los itinerarios de regreso más cortos y directos posibles, sino que se dan bastantes revueltas para llegar al templo.

Ha de preguntarse qué se pretende con una ampliación, a quién afecta la posible mejora, si a las hermandades o al público, que tiene derecho a ver las cofradías en el tramo común sin pagar, o se trataría de atender a algunas de las centenares de peticiones de sillas. ¿Lo plantea la Administración como medida política? Teniendo claro estos aspectos, sería más fácil la determinación. Considero perfectamente viable la ampliación, de la que se viene hablando desde los 90, y justificada siempre que beneficie a las hermandades o a los ciudadanos que quieran cumplir sus aspiraciones. Otro reto para la nueva Junta Superior.

  • 1