Local

La Carrera Oficial perderá sillas y palcos por seguridad

El Ayuntamiento tiene decidido reestructurar la Carrera Oficial en 2010. Aunque ya contaba con varios informes que advertían de que la licencia no reunía los requisitos, y pese a todo se autorizaba, ahora hay un informe de la secretaría general que alerta de que hay una irregularidad. Hay consecuencias: menos sillas y otro diseño del recorrido.

el 16 sep 2009 / 01:26 h.

TAGS:

El Ayuntamiento tiene decidido reestructurar la Carrera Oficial en 2010. Aunque ya contaba con varios informes que advertían de que la licencia no reunía los requisitos, y pese a todo se autorizaba, ahora hay un informe de la secretaría general que alerta de que hay una irregularidad. Hay consecuencias: menos sillas y otro diseño del recorrido

Tras varios años concediendo la licencia de ocupación de la Carrera Oficial -en la que se instalan más de 30.000 sillas- sin contar con un proyecto integral de ordenación que acredite el cumplimiento de una serie de medidas de seguridad y la adecuación a las exigencias recogidas en el Reglamento de Espectáculos Públicos, el Ayuntamiento mostró ayer su disposición a corregir la irregularidad cometida en los últimos ejercicios -especialmente este año, puesto que consta un requerimiento expreso que no fue acatado-, lo que supondrá una reestructuración de la Carrera Oficial, una disminución de las sillas y un rediseño de palcos y zonas de sillas para aumentar las garantías de seguridad. Así lo expresan el gerente de Urbanismo, Miguel Ángel Millán; la portavoz del Gobierno, Maribel Montaño, y el propio alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín. Todos inciden en que la licencia de ocupación se concedió este año siguiendo los criterios de ejercicios anteriores, lo que no anula su carácter irregular, puesto que había informes que alertaban de que el expediente no era completo. "Empezaremos a trabajar ya para adecuar la concesión de la licencia al Consejo de Cofradías y que el próximo año se den las condiciones de seguridad. Cambiarán muchas cosas", apuntó el gerente de Urbanismo.

En términos similares se expresó la portavoz del Gobierno municipal, Maribel Montaño: "Se ha suscitado un debate sobre la seguridad que ha partido del propio Consejo de Cofradías sobre una reestructuración de la Carrera Oficial que no se ha podido hacer este año y que se hará el próximo. Se hará un nuevo diseño, con un estudio de seguridad que obligará a redistribuir algunas ubicaciones y los pasos para peatones. Hay una voluntad común de hacerlo, sobre todo para responder también a fenómenos nuevos".

El alcalde, a través de un comunicado, subrayó el carácter inmediato de esta intervención: " A la mayor brevedad se pondrá en marcha un grupo de trabajo en el que participarán todas las delegaciones para lograr desarrollar un proyecto técnico integral de la Carrera Oficial que reúna todos los requisitos legales y de seguridad que exige la normativa".

Con estas palabras el regidor no sólo admite sus planes para el futuro inmediato, sino también la carencia de un requisito básico en las concesiones de licencias de ocupación al Consejo de Cofradías de los últimos años. Hay informes técnicos de Urbanismo que apuntan que esta irregularidad se produce desde hace cinco años, sin que se haya hecho nada por corregirla, lo que generaba una situación de inseguridad porque no había documento técnico alguno que garantizase que se cumplían los requisitos mínimos. Entre ellos, se apunta al modelo de sillas -ya que éstas debían estar unidas-, a la anchura de los pasillos o a la acotación de zonas para discapacitados. El aspecto principal de los informes técnicos es que hay un tope de 216 asientos por parcela -12 filas y 12 asientos en cada una-, lo que representaría una sensible reducción respecto a las cifras que se barajaron en estos últimos años.

Los miembros de la Comisión Ejecutiva de Urbanismo conocían la existencia de estas advertencias, al igual que el Consejo de Cofradías al que se había reclamado un estudio. Éste es el motivo de que IU votara en contra de la concesión de la licencia este año y de que el secretario general afirmase en un informe que la licencia de ocupación no reunía los requisitos exigidos al no tener un informe técnico favorable y que no debió concederse.

El voto contrario de IU en la Comisión Ejecutiva se centró, según fuentes consultadas, en el riesgo que generaba la ausencia de este proyecto integral. Sin él, no se daban las garantías suficientes para una instalación como la Carrera Oficial, en la que están sentados casi 32.000 personas, de todas las edades y condiciones físicas, durante largos periodos de tiempo. El Consejo sí presentó este año un proyecto técnico de colocación de una estructura desmontable para la tribuna destinada a los palcos. Pero este estudio, como señala la propia Secretaría General en su informe, no reúne los requisitos requeridos y sólo afecta a una parte de un recorrido que incluye áreas como campana, Sierpes, Plaza de San Francisco, Avenida de la Constitución y Virgen de los Reyes.

Esta irregularidad ratificada por la Secretaría General del Ayuntamiento afecta a las estructuras de la Carrera Oficial, incluyendo las sillas, las zonas acotadas y los palcos que dependen directamente de la gestión del Consejo de Cofradías que debe abonar un canon de 48.000 euros al Consistorio y que ingresa además hasta 650 euros en concepto de abono por cada silla -hay precios de distinto tipo, según la zona, con un mínimo de 58,87 euros-. Hay 32.000 sillas, lo que sitúa la recaudación muy por encima de los tres millones.

La elaboración de un proyecto integral de ordenación implicará necesariamente una reducción del número de sillas si se mantiene el actual recorrido. Pese a esto, la ampliación del trazado en torno a la Catedral lleva ya varios meses encima de la mesa, sin que hasta ahora haya habido acuerdo.

  • 1