Local

La carrera para ser maestro pasa de tres a cuatro años de duración

La carrera de profesor se endurece en su camino hacia la integración con Europa. Los futuros maestros de Infantil y Primaria cursarán títulos de cuatro años, un año más que en la actualidad, mientras que los de Secundaria deberán cursar un máster de un año.

el 14 sep 2009 / 21:30 h.

TAGS:

La carrera de profesor se endurece en su camino hacia la integración con Europa. Los futuros maestros de Infantil y Primaria cursarán títulos de cuatro años, un año más que en la actualidad, mientras que los de Secundaria deberán cursar un máster de un año.

El Consejo de Ministros aprobó la nueva duración de la carrera de Magisterio dentro de su plan de estudios para adaptarse al Espacio Europeo de Educación Superior. Así, los futuros maestros en educación Infantil o Primaria cursarán títulos de grado de cuatro años de duración, que son equivalentes a 240 créditos.

En cuanto a los maestros de ESO, Bachillerato, Formación Profesional, Enseñanzas Artísticas, Enseñanzas de Idiomas y Enseñanzas Deportivas, el acuerdo adoptado establece que será necesario ser graduado universitario y cursar un máster oficial específico de un año de duración (60 créditos europeos) con unos requisitos y objetivos establecidos por la Administración.

El nuevo máster de Secundaria mejorará "considerablemente la formación de los futuros profesores", según el Ministerio de Educación y Ciencia, que detalló que, entre las condiciones que se exigirán para acceder al máster habrá de acreditarse el dominio de una lengua extranjera. Además, el 80% de la enseñanza será presencial, y los alumnos deberán cursar prácticas docentes.

En cuanto a otras carreras, el nuevo grado universitario de médico tendrá 360 créditos europeos; el de veterinaria, 300; el de arquitecto, 300; y el de arquitecto técnico, 240.

En esta línea, la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, presentó un informe al Consejo de Ministros sobre el Espacio Europeo de Educación Superior, en el que 46 países compartirán desde 2010 unas estructuras comunes. "La nue- va política española da a las universidades más autonomía, a la vez que exige mejores sistemas de evaluación y una gestión transparente", reza el documento.

La reforma universitaria acometida por el Gobierno permitirá a España incorporarse "plenamente" a este espacio común, según puntualizó Cabrera, que indicó que ahora se abre el debate sobre el modelo de financiación de esta nueva universidad.

  • 1