Local

La carretera se anota en menos de 15 horas ocho nuevos muertos

Negras, muy negras son las estadísticas que arrojan las carreteras andaluzas: en apenas 15 horas, ocho personas perdieron la vida en accidentes de tráfico. Es el día de verano más trágico de los últimos 15 años, constata la DGT. Tres de los muertos eran jóvenes motoristas, de entre 19 y 26 años.

el 16 sep 2009 / 07:19 h.

TAGS:

Negras, muy negras son las estadísticas que arrojan las carreteras andaluzas: en apenas 15 horas, ocho personas perdieron la vida en accidentes de tráfico. Es el día de verano más trágico de los últimos 15 años, constata la DGT. Tres de los muertos eran jóvenes motoristas, de entre 19 y 26 años.

En este agosto, la Dirección General de Tráfico (DGT) registra al día 5,3 accidentes mortales y seis muertos en toda España. La media, ayer, se hizo añicos en las carreteras andaluzas: cinco accidentes mortales con siete muertos, a los que se suma uno más, un motorista de 19 años que falleció en Córdoba tras permanecer una semana en la UCI. Según el balance histórico de la DGT, desde 1994 no se registraba un día así en agosto. Pese a todo, el número de accidentes se ha reducido un 17% respecto al año pasado y los fallecidos, casi un 20%.

El más grave de los accidentes se produjo hacia las 5.20 horas de ayer en Málaga, cuando un hombre de 26 años y una mujer de 19 fallecieron tras derrapar su moto y empotrarse contra una estructura de ladrillos, donde se encontraban los cuadros eléctricos y semafóricos de la zona. Murieron en el acto. El siniestro se produjo en la Plaza de la Marina. Dos causas explicarían el siniestro: un fallo mecánico o un exceso de velocidad. La investigación lo aclarará.

Otro motorista murió de madrugada después de que, a las 20.45 horas del domingo, fuese atropellado por un todoterreno en la A-366, a su paso por Coín, también en Málaga. Según informó la Guardia Civil, el chico, de 19 años, cayó a la calzada por causas que no fueron precisadas, invadiendo el carril contrario. El coche que circulaba por él en ese momento no pudo esquivarlo y lo arrolló. La caída apenas le produjo alguna magulladura, pero no así el atropello, que le costó la vida cuatro horas después de ingresar en el hospital Clínico Universitario de Málaga.

La cuarta víctima mortal en la provincia malagueña se registró en Almayate, una pedanía de Vélez-Málaga; allí, hacia las 10.20 horas de ayer, un hombre de 42 años murió al salirse de la vía, la A-7, el coche en el que viajaba. El turismo cayó por un terraplén y se incendió, informó el Servicio de Emergencias 112. Dos dotaciones de bomberos, de Vélez y de Rincón de la Victoria, apagaron el fuego, pero no pudieron hacer nada por salvar al conductor, que había quedado atrapado entre la chatarra. El hombre, natural de la República Dominicana, residía en Torrox. En Almería, otro coche acabó en una profunda cuneta tras chocar frontalmente con un turismo. Ocurrió a las 7.50 horas a la altura del camping de La Garrufa, en el kilómetro 435 de la N-430. Una persona, cuya identidad no ha trascendido, murió a consecuencia del impacto, y hay otra herida de gravedad.

Dos muertos más se registraron en Doña Mencía (Córdoba), hacia mediodía. Se trata de los conductores de sendos coches que chocaron frontalmente en la A-318, en sentido Cabra. Se desconoce su sexo y edad. Una mujer de 71 años quedó herida grave y está ingresada en la UCI. Finalmente, el motorista que hace una semana se salió de la calzada en Priego de Córdoba murió ayer en la UCI del Hospital Reina Sofía. Sufría un politraumatismo con traumatismo craneoencefálico y sobrevivía con respiración mecánica.

  • 1