Local

La carta de Sevilla a los presupuestos del Estado

El Gobierno central desvela este lunes el dinero para la provincia y las inversiones previstas. La SE-35, el AVE a Cádiz o la conducción de Melonares, candidatos a recibir más fondos.

el 29 sep 2013 / 23:14 h.

TAGS:

Las conducciones para Melonares, el desarrollo de la ronda SE-40, la apuesta por el tramo de la SE-35 que facilite la llegada de Ikea, la apuesta por la industria aeronáutica, el Puerto, la línea del AVE a Cádiz y a Huelva, la rehabilitación de Los Pajaritos o las obras del Bellas Artes y el Arqueológico. La carta de cuentas pendientes del Estado con Sevilla es amplia –y en algunas demandas, hasta histórica– y, aunque el mensaje desde Madrid es de un moderado optimismo, el marchamo de los presupuestos generales del Estado sigue siendo el mismo: gastar lo justo para acabar las obras en ejecución y aplazar los proyectos que sean a largo plazo. Y si ya lo fue en 2013, las cuentas para 2014, que hoy se darán a conocer de manera provincializada, parecen seguir la misma senda. De momento, sólo ha trascendido que algo se llevará la SE-35, la vía que hará posible la llegada de Ikea a la capital, y ni siquiera se oyó de boca del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Lo deslizó en el pleno del pasado viernes el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, sin precisar la cuantía. De momento, la obra, todavía en tramitación, supone un coste de 50 millones, de los que 13,7 los aportaría el Ministerio de Fomento. Se esperaban para 2013, pero no se reflejaron en las cuentas ¿Será esa la cuantía para 2014? Casi seguro que no, ya que supondría igualar una partida similar a la que se desembolsó para todos los tramos de la SE-40 en el actual ejercicio. Pero algo se llevará si lo asegura Zoido, con conexión directa. Otra incógnita que se destapará es el futuro de la SE-40, una macroinfraestructura que, desde las cuentas de 2010, ha sido víctima de las tijeras del Gobierno central. 2De los 200 millones que percibía en tiempos de bonanza se pasó a una cuarta parte (82 millones), en 2011. Y, a partir de ahí, todo ha ido cuesta abajo hasta tocar fondo presupuestario en 2013, con sólo 14,6 millones y el anuncio de que muchos de los tramos no finalizarán al menos hasta dentro de 4 años. A eso hay que sumar que, tras la apertura de los dos primeros tramos, los que le siguen están atascados en la documentación. El tercer tramo (Alcalá-Dos Hermanas) ha vuelto a ser licitado, mientras que los puentes sobre el Guadalquivir siguen en estado de revisión y estudio. Así que, si se mantiene la pauta de invertir en lo que está en obras, la SE-40 pasaría desapercibida en los Presupuestos, pese a la petición de reanudación por parte, por ejemplo, del PSOE. En el AVE a Cádiz sí se esperan inversiones para acabar la obra –cosa que no se barrunta en la conexión con Huelva y Faro, más atrasada–. Hace un año recibió 44 millones, con los que se pusieron en servicio 32 kilómetros de vía de Las Cabezas a Jerez. Sólo resta, en suelo sevillano, el tramo Utrera-Las Cabezas, que Fomento quiere acabar en 2014. Misma fecha que el tercer carril de la A-49 que, pese a abrir este año nuevos tramos, todavía le queda algo de tiempo para acondicionarlos. Más incógnita es saber si habrá dinero para iniciar otra conexión esperada, la del Cercanías (C-2) con el Metro en Blas Infante, que está en fase de redacción, o para el Puerto de Sevilla, más cuando el dragado sigue en el limbo de las negociaciones. En esa lista de obras pendientes de inversión, no obstante, hay dos que están marcadas en rojo. Las conducciones del embalse de Melonares para abastecer al área metropolitana de Sevilla deberán estar terminadas antes de 2016. No por riesgo de sequía –los pantanos están abastecidos– sino por el peligro de que la UE retire las ayudas que recibió esta obra por los continuos retrasos en los plazos- De hecho, los presupuestos de este año proyectaban una inversión de 25 millones para 2014. El Museo Arqueológico es el segundo que está a la espera de que se cumplan las promesas, después de que año a año pase a ser el último de la cola en inversiones pese a su mal estado de conservación. Ya en las cuentas de 2013 recibió una partida de 350.000 euros, aunque sólo daba para iniciar la tramitación, con el deseo de licitar la obra antes de que acabe el año. Según las previsiones del Ejecutivo central, la inversión en este edificio sería de 1,5 millones en 2014 para ir creciendo a 7 millones en 2015 y 6,5 millones en 2016. De no ser así, supondría el enésimo revés para un museo con un proyecto de rehabilitación cifrado en 33,4 millones de euros.

  • 1