La Casa de Alba denunciará otra vez a Cañamero por "calumnias"

Cayetano Martínez de Irujo niega la acusación de frade en subvenciones y en la contratación de empleados emitida por el dirigente del SOC.

el 30 sep 2011 / 20:09 h.

La Casa de Alba perseguirá por la vía judicial "las mentiras y calumnias" lanzadas por el secretario general del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, que acusó a la duquesta de Alba, Cayetana Fitz-James Stuart, de cometer presuntas "irregularidades" en contrataciones y subvenciones de la UE , de forma que aseguró que ingresa "cerca de tres millones de euros de manera irregular" por las ayudas de la Política Agraria Comunitaria (PAC).

Esa acusación, elevada a la Fiscalía por el dirigente del antiguo SOC, recibió respuesta por parte de uno de los hijos, además de gerente de las empresas agrícolas de la Casa de Alba, Cayetano Martínez de Irujo. "Las referidas acusaciones son del todo falsas, constituyendo una evidente calumnia que desde la Casa de Alba se perseguirá judicialmente", señala Martínez de Irujo en una misiva en la que deja claro que el asunto ya está en manos de los abogados de la familia.

Lejos de defender sus intereses, la Casa de Alba apuntó en la carta directamente a los altos cargos del SAT, que "como en anteriores ocasiones, aprovechan la recupercusión pública de ciertos acontecimientos de la casa". En ese sentido, Martínez de Irujo cita en el escrito que estas mismas personas "en el pasado ya fueron condenados judicialmente por actos similares". La sentencia a la que se hace cita se remonta a 2008, cuando Cañamero fue condenado a indemnizar con 100 euros a la Duquesa de Alba por un delito de calumnias con publicidad porque la acusó, como en esta última ocasión, de mantener ilegalmente empleados en sus fincas. El fallo lo dictó el juzgado número 10 de lo Penal de Madrid, que le condenó también a pagar una multa de dos euros diarios durante 13 meses, ya que Cañamero "no ha podido probar" sus acusaciones de tener irregularmente emigrantes trabajando.

Cañamero anunció el pasado jueves que había puesto a disposición de la Fiscalía de Sevilla una serie de presuntas irregularidades cometidas por la Casa de Alba en sus fincas en España que suman, según afirmó, 34.000 hectáreas. Según el representante jurídico del sindicato, Luis Ocaña, se podría haber incurrido en dos tipos de delitos: uno contra Hacienda y otro contra el derecho de los trabajadores.

  • 1