Local

La Casa Real pide disculpas y anula el veto a la prensa

El acceso de la prensa a los actos exclusivamente gráficos vuelve a "la  misma situación, que antes del anuncio del viernes".

el 08 jun 2011 / 10:23 h.

TAGS:

El Rey a la salida del hospital, donde ha sido operado de una rodilla.

Y al final rectificación. El jefe de relaciones con los medios de comunicación de la Casa del Rey, Ramón Iribarren, pidió ayer "disculpas" por la propuesta de negar la entrada de los redactores a los actos de la Familia Real con una cobertura exclusivamente gráfica y aseguró que todo continúa en la situación anterior a ese anuncio.

El viernes pasado la Casa Real precisó por vez primera en la agenda semanal de los actos oficiales de la Familia Real que las audiencias que tendrían lugar en el Palacio de la Zarzuela y en el del Pardo tendrían cobertura exclusivamente gráfica, por lo que no se permitiría el acceso de los redactores.

Ante la sorpresa que causó esa decisión entre los medios de comunicación, el mismo viernes, un portavoz del Palacio de la Zarzuela apuntaba la posibilidad de que esa decisión fuera revisada. De hecho, el veto de los redactores en los actos gráficos nunca llegó a ejecutarse, ya que aquellos que se presentaron el lunes en el Palacio de la Zarzuela para cubrir las distintas audiencias que tenía previstas el Príncipe de Asturias pudieron acceder sin problemas a la toma de imágenes previa al acto junto a sus compañeros gráficos.

En un encuentro ayer en el Palacio de la Zarzuela entre los periodistas que habitualmente siguen a la Familia Real y los servicios de prensa de la Casa de Rey, Iribarren confirmó que el acceso de la prensa a los actos exclusivamente gráficos "sigue en la misma situación que antes del anuncio del viernes".

Así, los redactores que previamente se hayan acreditado podrán seguir accediendo a los actos que, como las audiencias, están pensados para que tengan una cobertura fundamentalmente gráfica. El anuncio del viernes de negar la entrada a los redactores se produjo tan solo unos días después de que el Rey mostrara su enfado con las especulaciones sobre su estado de salud.

El jefe de relaciones con los medios de comunicación de la Casa  del Rey, Ramón Iribarren, ha pedido este miércoles "disculpas" por la  propuesta de negar la entrada de los redactores a los actos de la  Familia Real con una cobertura exclusivamente gráfica y ha asegurado  que todo continúa en la situación anterior a ese anuncio.  

El viernes pasado la Casa Real precisó por vez primera en la  agenda semanal de los actos oficiales de la Familia Real que las  audiencias que tendrían lugar en el Palacio de la Zarzuela y en el  del Pardo tendrían cobertura exclusivamente gráfica por lo que no se  permitiría el acceso de los redactores . Ante la sorpresa que causó  esa decisión entre los medios de comunicación, el mismo viernes, un  portavoz del Palacio de la Zarzuela apuntaba la posibilidad de que  esa decisión fuera revisada.  

De hecho, el veto de los redactores en los actos gráficos nunca  llegó a ejecutarse, ya que aquellos que se presentaron el lunes en el  Palacio de la Zarzuela para cubrir las distintas audiencias, que  tenía previstas el Príncipe de Asturias pudieron acceder sin  problemas a la toma de imágenes previa al acto junto a sus compañeros  gráficos, esto es fotógrafos y cámaras de televisión.  

En un encuentro este miércoles en el Palacio de la Zarzuela entre  los periodistas, que habitualmente siguen a la Familia Real, y los  servicios de prensa de la Casa de Rey, Iribarren ha confirmado que el  acceso de la prensa a los actos exclusivamente gráficos "sigue en la  misma situación, que antes del anuncio del viernes".

De esta manera, los redactores que previamente se hayan acreditado  podrán seguir accediendo a los actos que, como las audiencias, están  pensados para que tengan una cobertura fundamentalmente gráfica.

El anuncio del viernes de negar la entrada a los redactores se  produjo tan solo unos días después de que el Rey mostrara su enfado  con las especulaciones sobre su estado de salud difundidas por  algunos medios de comunicación ante los periodistas que se habían  acercado a cubrir una de sus audiencias en el Palacio de la Zarzuela  y que le preguntaron cómo se encontraba, un día después de que se  anunciara que le iban a operar de la rodilla derecha.  

  • 1