Local

La Casa Real veta a la prensa escrita tras el enfado del Rey con los periodistas

Don Juan Carlos fue operado ayer de una rodilla y será dado de alta en tres o cuatro días, aunque requerirá de muletas para poder andar.

el 03 jun 2011 / 16:56 h.

TAGS:

La Casa del Rey negará el acceso de los redactores en aquellos actos que tengan exclusivamente cobertura gráfica a partir del lunes y después de que esta semana se difundiera un vídeo que mostraba el enfado de Don Juan Carlos por el tratamiento dado por algunos medios de comunicación sobre su  estado de salud.

Zarzuela difundió ayer, como es habitual, la agenda de actos oficiales de la Familia Real para la semana próxima y, por vez primera, se especifica que las audiencias en el Palacio de la Zarzuela y en el Palacio Real de El Pardo tendrán “cobertura informativa exclusivamente gráfica”. Un portavoz de la Casa Real aclaró a Europa Press que a partir del lunes los redactores no podrán acceder a aquellos actos a los que se haya convocado exclusivamente a prensa gráfica, tanto fotógrafos como cámaras de televisión.

Hasta la fecha, los redactores podían permanecer junto a los gráficos al inicio o término de los actos pensados para que la prensa pueda tener imágenes de esas reuniones o audiencias, en las que en ocasiones los redactores podían presenciar alguna anécdota o incluso intercambiar palabras con el Rey.

Este anuncio coincidió con la intervención de rodilla a la que se sometió ayer Don Juan Carlos y que resultó ser un éxito. El doctor Ángel Villamor que operó al monarca afirmó que Don Juan Carlos “no se quejaba” demasiado de sus dolores en la rodilla derecha para lo deterioradas que estaban algunas de sus superficies articulares. El doctor, que describió al Rey como una persona “muy dura, muy sufrida”, precisó que en algunas zonas el cartílago estaba “muy deteriorado”.

La artroplastia que le practicaron a Su Majestad ha consistido en “retirar las superficies articulares deterioradas y sustituirlas por prótesis” de distintos materiales, explicó. En concreto, el cuerpo principal es de titanio, la superficie que resistirá la fricción, de cromo y cobalto, mientras que la cara que mira al hueso, es de tantalio. El traumatólogo avanzó que “en tres o cuatro días” se le podrá dar el alta al Rey que precisará de “dos o tres semanas de muletas” para caminar, pero estimó que tardar “cuatro a seis semanas” para poder regresar a su actividad física habitual, siempre que todo vaya según lo previsto. En ese tiempo, seguirá recibiendo tratamiento de fisioterapeutas del equipo que dirige el doctor Villamor.

  • 1