La caseta de Peones Camineros de Alcalá de Guadaíra deja paso a una calle peatonal

Empiezan las obras para demoler el edificio y conectar el barrio Calderón Ponce con la calle Bailén.

el 22 jun 2010 / 17:49 h.

Esta construcción será demolida para transformar todo el entorno.

Las obras para la conversión de la antigua caseta de Peones Camineros en una conexión que una el barrio Calderón Ponce con la calle Bailén, permitiendo que los vecinos tengan que dejar de dar rodeos como ahora, comienza hoy. De este modo, el espacio que actualmente ocupa la caseta se convertirá en una calle peatonal. Se trata de una actuación que se pagará con cargo al Programa de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía (Proteja) y que cuenta con un presupuesto de 359.077 euros y un plazo de ejecución de unos cuatro meses.

En cualquier caso, el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra confirmó que las obras no afectarán en ningún momento al tráfico. Básicamente, la actuación consiste en la eliminación de la citada edificación, que se encuentra actualmente deshabitada y en muy deteriorado estado, para crear una escalera y una serie de rampas con alumbrado público y pantallas vegetales con las que se cumplan todos los requisitos de accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas que marca la legislación.

Hasta el momento, los vecinos de Calderón Ponce tienen una única entrada, por la calle Concepción, hacia la transitada Bailén, que distribuye la circulación hacia el norte, sur, este y centro de la ciudad. En este sentido, el concejal de Servicios Urbanos, Juan Antonio Burgos, destacó la relevancia de este proyecto. "Con esta intervención de adecuación del solar existente para la conexión con la calle Velarde se ganará en movilidad y comodidad para los peatones, puesto que para vehículos ya se cuenta con Arahal y Prueba de Cañones", convino el edil del PSOE.

Pero mientras que los vecinos de este entorno celebran el inicio de estas obras, otros no están tan contentos. De hecho, los habitantes de la barriada Campo de los Pinos, en la parte sur de la ciudad, denunciaron la "lamentable situación en la que se encuentran algunas de las calles del barrio". Concretamente, apuntaron que el peor sector es donde se ubican las calles Gaudanix, Guadajoz, Jándula y Viar, que se encuentran desde hace varios años sin asfaltar. Tras pedir una solución al problema del viario en el barrio sin obtener respuesta por parte del equipo de gobierno (PSOE), los vecinos por optan plantear sus problemas al portavoz municipal del PP, Javier Jiménez. Éste acusó ayer al equipo de gobierno de no "echarles cuenta" a estos ciudadanos.

  • 1