Local

La Catedral estrena fachada

Después de cuatro años el templo ya disfruta de vidrieras nuevas.

el 08 jul 2010 / 18:30 h.

TAGS:

El valor turístico y social atrae a ciudadanos de todo el mundo que han comprobado lanueva imagen tras las obras.

La Catedral de Sevilla daba ayer por concluida, de manera, simbólica, el proyecto de restauración de la Parroquia del Sagrario y de la fachada principal que da a la Avenida de la Constitución, aunque existen otros tres proyectos de futuro como la restauración y rehabilitación de la fachada de la calle Alemanes-Placentines y de la Capilla Real que empezarán, si no hay complicaciones en 2011, y la restauración del Retablo Mayor que está por determinar, aunque se prevé para finales del próximo año.

La Catedral de Santa María de la Sede de Sevilla es la catedral gótica más grande del mundo. En 1987 fue nombrada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. El Cabildo de la Catedral, en colaboración con la Fundación Caja Madrid, quiso realizar este proyecto de restauración por su valor social y cultural. Ambos veían necesaria la recuperación de una fachada deteriorada que daba mala imagen, no solamente para unos ciudadanos volcados en su ciudad sino también para la masa de turistas que congrega. Estas obras se han realizado al comprobarse la peligrosidad de desprendimiento que presentaba después de la protección que años anteriores se habían realizado.

Las obras de este proyecto han sido largas pero con "éxito". Desde 2006, año en el que se iniciara esta andadura, el proyecto ha pasado por diferentes fases. El principio fue "duro" pero tras varios pasos de documentación la obra ha finalizado de manera "exitosa", según explicó el delegado ejecutivo de Administración y Patrimonio Catedral y presidente de la Fundación Forja XXI, Francisco Navarro.

La restauración y rehabilitación se ha dividido en 14 tramos, en los que se ha actuado de manera independiente. La actividad se ha tenido que acondicionar a los periodos de tiempo en los que podían situarse los andamios. Sevilla es conocida por su Semana Santa y entre las calles de su recorrido oficial se encuentra la avenida de la Constitución. Los directores de la obra no querían estropear la imagen de Sevilla en esta etapa estival.

Las obras han consistido en la limpieza, restauración de vidrieras, restauración de esculturas de la Portada de Asunción, restauración de la portada y fachada de la Iglesia del Sagrario así como recomposición de pináculos y elementos decorativos. Alfonso Jiménez Martín, director de las obras y autor del proyecto asegura sentirse "satisfecho" con el trabajo realizado, aunque asegura que "aún faltan algunos flecos para concluir esta inauguración simbólica". Una exposición para este otoño será la que ponga el broche de oro a este proyecto, gracias al presupuesto que ha sobrado del coste inicial.

Juan Luis Barón, director de la ejecución de la obra siente "admiración" por el resultado conseguido, además afirma que "es la primera obra que se ha terminado con el presupuesto económico previsto y sin incidencias".


  • 1