Local

La Catedral exhibe sus otros tesoros

Es la primera vez que sale del País Vasco para ser expuesto. El plano más antiguo de la Catedral sevillana, datado a mediados del siglo XV y descubierto en 2008 en el convento de las clarisas de Bidaurreta en Oñate por la historiadora de la Universidad de Cantabria Begoña Alonso, constituye la joya de la exposición Aedificare, evangelizare, servare. Cinco siglos de arquitectura en la Catedral de Sevilla, presentada ayer en el primer templo metropolitano.

el 19 nov 2010 / 19:59 h.

TAGS:

El valioso documento, que llevaba 500 años archivado en este convento guipuzcoano, es un pliego completo de 46 x 55 centímetros donde aparecen las 20 capillas y cinco naves del templo sevillano, con sus 32 pilares unidos a estribos y pilastras. La llamada Copia de Bidaurreta es la primera representación técnica conocida de la Catedral hispalense hecha a finales del siglo XV a partir del original de 1433.


La muestra, que permanecerá abierta al público desde el próximo lunes y hasta el 6 de febrero de 2011 en el mismo horario de la visita cultural, ocupa 600 metros cuadrados en el trascoro catedralicio y exhibe alrededor de 80 piezas, entre documentos, imágenes y objetos, que sintetizan los procesos de construcción, restauración y conservación del mayor edificio gótico del mundo.

Organizada por la Oficina Técnica del Cabildo y el departamento de conservación del patrimonio de la Fundación Caja Madrid, la exposición está dividida en tres partes, dedicadas sucesivamente a la construcción del edificio gótico (siglos XV y XVI), la musealización y restauración tradicional de sus formas (siglos XVIII XIX y XX) y, finalmente, a su conservación (siglos XX y XXI).

Otro de los tesoros que se muestran en esta exposición, a decir del maestro mayor de fábrica de la Catedral, Alfonso Jiménez, es la maqueta del llamado navío de Utrera, "el barco que más se puede aproximar a las embarcaciones que se utilizaron en la fabricación del edificio" para transportar las piedras o cantos de Jerez desde El Puerto de Santa María hasta la Torre del Oro.

Entre las piezas que se muestran destacan también una ventana barroca que fue desmontada en el Patio de los Naranjos y que se ha vuelto a montar para la exposición, y objetos tan raros como diversos instrumentos y elementos de cantería, la pieza central del mainel de la vidriera de San Laureano o los anillos de madera que circundaron los pilares del trascoro durante las obras de restauración.

Curioso es el espacio que la muestra dedica a la evolución del entorno de la Catedral, donde se mezclan reproducciones de cuadros de 1746 y fotos en blanco y negro que muestran el paso del tiempo por el entorno del monumento.

Como epílogo a la muestra, por la que se prevé que desfilen 125.000 personas, el visitante podrá salir al atrio de la portada de la Asunción y contemplar las arquivoltas desde una perspectiva insólita, pues esta puerta sólo se abre en ocasiones excepcionales, como la llegada de un nuevo obispo a la diócesis.

Esta exposición pone el cierre simbólico a las obras de restauración de la fachada de poniente de la Catedral, culminadas el pasado mes de julio gracias al convenio de colaboración suscrito en 2002 entre el Cabildo Metropolitano y la Fundación Caja Madrid. Con un presupuesto superior a los cuatro millones de euros, de los que la Fundación Caja Madrid ha aportado 2,1 millones, el proyecto de colaboración entre ambas instituciones ha permitido además la reestructuración de los archivos Arzobispal y Capitular.

El presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, destacó el esfuerzo inversor de su entidad en la protección y conservación del patrimonio histórico español.

Por su parte, el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, subrayó el "valor evangelizador incontestable de la Catedral", mientras el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, destacó las políticas de peatonalización impulsadas para eliminar el tráfico contaminante de la avenida de la Constitución.

  • 1