Economía

La CE abre la puerta a que el usuario de móvil pague por recibir llamadas

La Comisión Europea planteará a los gobiernos de la UE la posibilidad de que usted pague por las llamadas que reciba en su móvil.

el 15 sep 2009 / 06:28 h.

La Comisión Europea planteará a los gobiernos de la UE la posibilidad de que usted pague por las llamadas que reciba en su móvil. Sería extender el actual roaming dentro del mismo país, un sistema de facturación vigente en EEUU y que, en teoría, baja los precios.

Bruselas considera aceptable que las compañías de telefonía facturen a los usuarios por recibir llamadas a sus móviles, como ya ocurre en Estados Unidos, para bajar los precios finales de las comunicaciones, según el portavoz europeo de Sociedad de la Información, Martin Selmayr.

El ejecutivo de la UE quiere reducir las tarifas de terminación -lo que las compañías telefónicas cobran a otros operadores por el uso de su red cuando la llamada se dirige a uno de sus abonados-, pues considera que en algunos estados miembros son injustificadamente elevadas. Para ello, Bruselas presentará una recomendación en ese sentido a finales de este mes a los gobiernos.

A la pregunta de si Bruselas aceptaría que las compañías cobraran por la recepción de llamadas para así compensar la caída de sus ingresos, Selmayr recalcó que esa es una decisión que corresponde tomar a los operadores.

"No vamos a prohibirlo", señaló el portavoz y dejó claro que el objetivo de Bruselas es acercar las tarifas de terminación a su coste efectivo, algo que en última instancia beneficiará al consumidor. Con el sistema de tarifas mayoristas que apoya la Comisión Europea, cada operador cobraría sólo a sus clientes propios y no tendría que pagar, pues, a otros operadores de redes.

Sería un modelo menos burocrático y que a largo plazo mejoraría la competencia en el mercado y reduciría los costes de los consumidores, según Selmayr.

La tarifa máxima de terminación oscila dentro de la UE entre 2 y 19 céntimos de euro por minuto, una disparidad que demuestra, a juicio de la Comisión Europea, que "hay algo erróneo en el sistema". En el caso de España, el precio medio de interconexión es de 9,68 céntimos, el más elevado se da en Polonia y Rumanía y el más económico en Chipre.

En estos momentos, cobrar por recibir llamadas sólo se da en las conexiones entre distintos países (esto es, las tarifas denominadas roaming).

  • 1