Economía

La CE castiga a Intel con una multa de 1.060 millones

La Comisión Europea anunció ayer la imposición de una multa récord de 1.060 millones de euros a Intel, el líder mundial en microprocesadores, por abusar de su posición dominante y obstaculizar, como consecuencia, la competencia y la innovación. Es la multa más alta jamás impuesta por Bruselas.

el 16 sep 2009 / 02:42 h.

La Comisión Europea anunció ayer la imposición de una multa récord de 1.060 millones de euros a Intel, el líder mundial en microprocesadores, por abusar de su posición dominante y obstaculizar, como consecuencia, la competencia y la innovación. Es la multa más alta jamás impuesta por Bruselas.

La compañía anunció inmediatamente que recurrirá la sanción, la más alta impuesta por la autoridad europea de Competencia, pues supera a la infligida a Microsoft en febrero de 2008 de 899 millones (aunque sumando las recibidas antes, el gigante de Redmond acumula más de 1.676 en multas). El Ejecutivo de la UE justificó la cuantía fijada para Intel por la duración y gravedad de la infracción, así como por su cuota en el mercado de procesadores x86, que ronda el 70%.

Bruselas precisó, no obstante, que esa cantidad representa sólo el 4,15% de su facturación anual en el mercado afectado, y recordó que la sanción máxima puede llegar al 10%.

"Intel perjudicó a millones de consumidores al actuar deliberadamente durante muchos años para excluir a sus competidores del mercado de microprocesadores", dijo la comisaria de Competencia, Neelie Kroes.

Las pesquisas de la Comisión Europea comenzaron tras recibir una denuncia en 2000 de AMD, el único rival de Intel en el mercado de microprocesadores. Tras años de investigación, Bruselas concluyó que Intel llegó a acuerdos con algunos de los principales fabricantes mundiales de ordenadores -como Dell, Lenovo, Acer, HP y NEC- que incluían descuentos a condición de que adquirieran a Intel de forma exclusiva o casi exclusiva sus microprocesadores. Asimismo, Intel pagó a la dueña de las cadenas MediaMarkt y Saturn a cambio de que todos los ordenadores comercializados en sus tiendas llevaran instalados sus microprocesadores.

  • 1