Local

La CEA endurece sus condiciones a 48 horas de la firma del Pacto por la Vivienda

El Gobierno vivió con preocupación y malestar las nuevas exigencias que la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) planteó al Pacto por la Vivienda a 48 horas de su firma. El Ejecutivo confía en un acuerdo pero avisa a la patronal de que no modificará el documento.

el 14 sep 2009 / 21:19 h.

TAGS:

i.morillo / m.ureta n sevilla

El Gobierno vivió con preocupación y malestar las nuevas exigencias que la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) planteó al Pacto por la Vivienda a 48 horas de su firma. El Ejecutivo confía en un acuerdo pero avisa a la patronal de que no modificará el documento que han cerrado las partes y los sindicatos ya han aprobado.

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, y el de la CEA, Santiago Herrero, tienen en su agenda una cita el jueves 13 para cerrar el Pacto por la Vivienda junto a los líderes de UGT y CCOO. "El Pacto se cerrará en el marco de la concertación y se hará a tres bandas", zanjó el consejero de Economía, José Antonio Griñán.

Tras su contundente afirmación estaba la intranquilidad del Gobierno por las nuevas condiciones que los empresarios han lanzado cuando ya creían el acuerdo amarrado. La CEA no está conforme con la mención genérica que el Pacto ha incluido a la vivienda concertada, una fórmula intermedia entre la VPO y la venta libre, y que permitiría a los empresarios dar salida a negocios estancados por la caída en la construcción. También exigen que en las limitaciones de crecimiento urbanístico tampoco cuente el suelo comercial (ya han logrado, gracias al empuje de los ayuntamientos, sacar el suelo industrial).

El Gobierno andaluz admitió a este periódico que existen nuevas condiciones de la patronal que tienen un encaje difícil. Sin embargo fuentes de la Presidencia insistieron en que la voluntad es cerrar el Pacto.

La CEA quiere que el documento dé salida a viviendas ya construidas, normalmente de gran tamaño, que con precios desorbitados ahora no tienen demanda. También buscan soluciones para bolsas de suelo sin construir que antes se vendían sobre plano y ahora tienen muy difícil sacar al mercado. La fórmula de la vivienda tasada, con un precio a caballo entra la protegida y la libre, es la solución. Por eso la CEA quiere amarrar aquí un compromiso más ambicioso.

La voluntad del Gobierno es, como ya había expresado, incluir una mención genérica a la vivienda tasada y dejar la puerta abierta para una regulación posterior que corresponde al Ministerio, insisten. "Esa vivienda no es VPO. No puede sumar dentro del 30% de suelo que la ley obliga a los ayuntamientos a reservar ni beneficiarse de inversiones para los equipamientos", advierten. Desde Presidencia rechazaron que el Pacto vaya a fijar un cupo de viviendas tasadas. "No está previsto", aclararon. Obras Públicas advirtió de que si se habla de números jamás esas viviendas podrían computar dentro de las 300.000 VPO previstas en diez años, sino en las 400.000 libres.

Como siempre afloró el doble juego dentro del Gobierno. Frente al aviso a la CEA de que no hay más margen, el lado amable. "Hay una oferta de vivienda inasequible para muchos bolsillos que hay que convertir en asequible", defendió Griñán.

  • 1