Economía

La CEOE insta a que la jubilación tras los 65 años sea voluntaria

Defiende que lo importante son los ejercicios de cotización previos

el 15 sep 2010 / 19:54 h.

El debate sobre las pensiones y los mecanismos para garantizarlas en el futuro no ha hecho más que empezar. Ayer fue la patronal española CEOE la que presentó sus propuestas y planteó que la edad de jubilación real (actualmente en 63,27 años) se aproxime el máximo posible a la legal (65 años) y que la prolongación de la vida laboral sea voluntaria, aunque debe contar con un elemento incentivador superior al actual.

Así consta en un documento sobre las aportaciones de la patronal -cuyos órganos de gobierno se reunieron ayer por primera vez después del verano- al documento sobre revisión del Pacto de Toledo, en el que considera que lo "realmente relevante" deben ser los años de cotización previos necesarios para acceder a dicha pensión.

"El sistema debe incentivar los años de trabajo, no el mero acceso a una edad, de forma que largos periodos de cotización deben ser el elemento primordial que dé lugar al derecho a la prestación", señala el documento.

Además, cree que el derecho a recibir la prestación "no debe ni puede ser" incompatible con realizar cierta actividad laboral porque ve "absurdo" que el trabajador deba optar radicalmente entre una situación de activo o de jubilado.

Así, apuesta por actuar en los procedimientos de cálculo de la base reguladora de la pensión, suprimir la posibilidad de procedimientos alternativos para dicho cálculo, limitar la capacidad de elección de base de cotización, establecer una única base reguladora para el cálculo de todas las prestaciones y fijar un procedimiento de cómputo que garantice la equidad interna.

Por otro lado, la patronal también propone reducir los costes de las cotizaciones para hacer a las empresas más competitivas y pide que las bonificaciones a la contratación se financien con cargo a impuestos y no al Sistema de Seguridad Social, como señala la recomendación primera del Pacto de Toledo. Además, ve conveniente que las empresas reflejen en los recibos de los salarios las cotizaciones y que se separen definitivamente las fuentes de financiación del sistema antes de que finalice 2014.

De la misma forma, apuesta por establecer mecanismos de ajustes de las cotizaciones sociales a lo largo del ciclo para que se puedan reducir de forma coyuntural en momentos de recesión y alto desempleo, mantener la posibilidad de la jubilación anticipada con condiciones flexibles y definir el montante razonable del Fondo de Reserva en un contexto de crisis.

Huelga general. Por otro lado, la CEOE consideró lesiva la huelga general que los sindicatos han convocado para el 29 de septiembre contra la reforma laboral, que considera insuficiente a pesar de su tramitación parlamentaria, por lo que la patronal anuncia que intentará mejorarla con sus aportaciones.

Mientras tanto, los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, reprocharon ayer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que haya "roto" el consenso del Pacto de Toledo, tanto al congelar las pensiones como al promover su reforma, a lo que el presidente respondió que respeta la convocatoria de huelga, pero subrayó que mantendrá sus decisiones políticas.

Francia aprueba que se retrase a los 62 años

El retraso de la edad de jubilación en Francia en dos años, hasta los 62, proyecto estrella del mandato del presidente francés, Nicolas Sarkozy, dio ayer su primer paso con la aprobación por los diputados, pese a la oposición que genera entre los partidos de izquierda y los sindicatos.

Sólo los diputados de la mayoría conservadora apoyaron un texto que acabará con la jubilación a los 60 años introducida en 1982 por el entonces presidente de la República, François Mitterrand, y que han defendido intensamente los sindicatos en los últimos meses.

 

  • 1