Local

La CEOE quiere jóvenes con sueldo mínimo y despido libre

Es el contrato temporal que plantea la patronal para la reforma laboral

el 02 mar 2010 / 21:30 h.

TAGS:

Que el despido sea siempre barato. Ésta es la máxima que guía las propuestas de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (la patronal CEOE) para la próxima reforma laboral. Su última idea choca con la intención del Gobierno de reducir la temporalidad (precariedad en el puesto de trabajo), sobre todo entre los jóvenes.

El director del departamento de relaciones de la CEOE, José de la Cavada, aseguró ayer que la organización empresarial ha planteado en la Mesa del Diálogo Social la creación de un nuevo "contrato de inserción" para jóvenes menores de 30 años, con una duración de seis meses prorrogable a un año y sin indemnización por despido, similar al existente en Francia.

De la Cavada comentó que en esta modalidad de contrato el salario no supera "en el mejor de los casos" el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), aunque señaló que esto sería revisado de aplicarse en España. ¿Cuánto es ese sueldo? Para el año 2010, y según aprobó el Gobierno, asciende a 673,92 euros al mes, y 9.434,88 euros al año.

Y en cualquier caso, De la Cavada señaló que esta propuesta se desvincula con la del otro contrato que la CEOE ha llevado a la Mesa del Diálogo Social, el del contrato indefinido con indemnización por despido de 20 o 22 días, que cuenta con "plenos derechos y obligaciones".

"Ése es contrato puro y duro", señaló el dirigente de la patronal, quien aseguró que éste sería un régimen "de salida", mientras que el que sigue el modelo galo sería uno de "entrada al mercado laboral". "Las dos opciones son válidas", incidió el directivo de la patronal, quien admitió que esa idea no había gozado de mucho éxito entre el Gobierno y los sindicatos en las reuniones del diálogo social. Si se apostara por ese sistema, agregó, la CEOE sería "generosa" al revisar e "interpretar" sus condiciones.

"En algunos ordenadores de este país hay cuatro millones de jóvenes sin empleo dispuestos a entrar en el mercado laboral", insistió, asegurando que este modelo de contrato de inserción ha sido ya avalado por los principales sindicatos franceses, a excepción de la CGT.

Por su parte, el secretario general de la organización patronal de las pequeñas y medianas empresas españolas Cepyme, José Manuel Vilar, comentó que la experiencia demuestra que se debe perfeccionar el sistema de bonificaciones a la contratación para que sea más eficaz y, así, cumpla los objetivos para los que fue creado.

Durante su intervención en la comisión de Trabajo del Congreso, Vilar subrayó que no es cierto que exista "una cultura de la temporalidad" entre los empresarios y añadió que lo que hay es incertidumbre y las personas también son temporales. En este contexto, subrayó que "ojalá mañana hubiera uno o dos millones de contratos temporales".

Mientras, y ya en otros asuntos laborales, José de la Cavada afirmó que es una falacia que disminuya el absentismo laboral y añadió que, según datos de la patronal, las bajas han descendido unas décimas durante el año pasado pero ha aumentado su duración, sobre todo entre los autónomos.

Tras intervenir en la comisión de Trabajo del Congreso, De la Cavada añadió que respecto al absentismo en las comunidades autónomas prefería no hablar para que nadie se sintiera "ofendido". Reiteró que el absentismo es uno de los tres puntos vitales en el diálogo social, junto con la reforma de la contratación y la flexibilidad interna. Hizo hincapié en que hay margen para reducir las cotizaciones a la Seguridad Social sin que suponga poner en riesgo las prestaciones comprometidas o de futuro, y, a este respecto, se preguntó cómo es posible que en España exista superávit en la Seguridad Social si no lo tiene ni un solo país de la OCDE.

Mientras, en el Congreso UGT y CCOO defendieron que las bonificaciones públicas a la contratación sean selectivas para evitar el denominado "peso muerto", que incentiva esas contrataciones sin necesidad porque se hubieran hecho en cualquier caso.

  • 1