Cultura

La cesión Bellver deja en el aire el museo de Aníbal González

La promesa electoral del PP de crear la Plaza de las Artes pretendía destinar el Pabellón Real al arquitecto sevillano

el 24 jun 2014 / 22:42 h.

El PP incluía en su último programa electoral para los comicios municipales varios proyectos culturales de envergadura, como la conversión del mercado de la Puerta de la Carne en un centro de creación contemporánea al estilo del Pompidou, o la recuperación de la Plaza de América, en el Parque de María Luisa, como un gran núcleo de actividades artísticas. Aquella idea se bautizó como Plaza de las Artes e incluía la programación de representaciones teatrales y musicales en esta zona, en la escalinata central entre el Museo Arqueológico y el Pabellón Mudéjar de 1929, como primera fase del proyecto, algo que aún no se ha materializado. Pero la parte más ambiciosa y costosa de aquel plan contemplaba la recuperación del Pabellón Real, actual sede de la Delegación de Economía, trasladando estas oficinas, restaurando el inmueble y abriéndolo como centro expositivo. En aquel edificio se proponía crear una sala dedicada a Aníbal González, donde se explicaría la gran labor artística realizada por este arquitecto en la ciudad de Sevilla. Asimismo, el pabellón contaría con una estancia de usos múltiples que podría albergar exposiciones temporales, presentaciones de actos culturales, conferencias, reuniones y un centro de documentación de los dos grandes hitos que han supuesto para la ciudad la celebración de la Exposición del 29 y la del 92. El Ayuntamiento pretendía incluso organizar exposiciones al aire libre en el entorno de la plaza, con esculturas, fotografía o concursos de artes plásticas. La cesión de este inmueble para la colección de Mariano Bellver, a espera de conocer detalles y plazos, permitirá al Ayuntamiento poner al fin en marcha una de sus grandes promesas electorales, si bien deja en el aire este museo dedicado al arquitecto y a las dos exposiciones. El Pabellón Real, que fue también sede de la Bienal, acogió las colecciones de la Casa Real durante la muestra de 1929. Está inspirado en el estilo gótico español, concibiéndose como una cruz inscrita en una cuadrado, simbolizando el triunfo de la cristiandad sobre el Islam bajo la monarquía de los Reyes Católicos.

  • 1