Deportes

La Champions, en el bolsillo

Las estadísticas y la historia están del lado de las aspiraciones del Sevilla. El equipo de Jiménez suma actualmente 50 puntos con 26 jornadas disputadas, una cifra que siempre ha garantizado un puesto entre los cuatro primeros en la Liga de los tres puntos.

el 15 sep 2009 / 23:49 h.

Las estadísticas y la historia están del lado de las aspiraciones del Sevilla. El equipo de Jiménez suma actualmente 50 puntos con 26 jornadas disputadas, una cifra que siempre ha garantizado un puesto entre los cuatro primeros en la Liga de los tres puntos.

Ningún equipo que haya sumado 50 puntos en los 26 primeros partidos de Liga se ha quedado fuera de las cuatro primeras plazas al final de la misma, puestos que garantizan la clasificación para la Liga de Campeones. Y esos 50 puntos los tiene ya el Sevilla, por lo que el futuro es halagüeño para el objetivo marcado por la entidad hispalense. Es más, los registros de puntuación de este Sevilla están en la élite de la Liga española desde que se implantaron los tres puntos, en la campaña 1995/96. Entre los terceros clasificados, el Deportivo de La Coruña (2002/03) y el Valencia (2006/07) llevaban a estas mismas alturas 51 puntos, mientras que el Betis de la temporada 1996/97 y el Deportivo 2003/04 igualaban los mismos 50 puntos sevillistas. Todos ellos, evidentemente, acabaron entre los cuatro primeros. Porque ningún equipo con esa puntuación ha sufrido debacle tal que haya quedado fuera del cuarteto de cabeza.

Es más, en la mayoría de los casos ha bastado una progresión bastante peor que la de los de Jiménez para jugar la máxima competición continental. De hecho, los 50 puntos del conjunto sevillista habrían bastado para ocupar el liderato en las campañas 1998/99, 1999/00, 2001/02 y en la 2006/07. En esta última el Sevilla llevaba los mismos puntos y era colíder con el Barça.

Con todo, cabe tener presente que la Liga actual está siendo la más cara de la historia desde que se implantó el nuevo sistema de puntuación. El líder, el Barcelona, es el mejor líder en la jornada 26 con diferencia. Ninguno antes sumaba 63 puntos a estas alturas. Lo mismo ocurre con el Real Madrid, el segundo mejor clasificado, también con diferencia, gracias a sus 57 puntos obtenidos. De seguir estos mismos derroteros, el récord de puntuación podría ser batido, y eso que los 92 del Madrid en la Liga 1996/97 se obtuvieron en una competición compuesta por 22 equipos.

Teniendo en cuenta estos números y calculando la progesión de los puntos sumados por cada equipo, el título de Liga estaría asegurado en torno a los 92 puntos. Probablemente, ni ganando todos los partidos que restan lo lograría el Sevilla. La segunda plaza, la que se ha marcado Manolo Jiménez como ambicioso objetivo, rondaría los 83 puntos salvo debacle del Real Madrid. Para ello los nervionenses tendrían que ganar once partidos mínimo.

Por último, para alcanzar la tercera plaza, que también da acceso directo a la Liga de Campeones y es la que ocupa actualmente el conjunto blanquirrojo, se necesitarían mínimo unos 73 puntos. Es decir, 20 más de los que tiene el Sevilla. Traducido en triunfos, ocho más, o siete y tres empates, en los doce partidos que quedan. Si quiere estar tranquilo, el equipo hispalense no podría permitirse el lujo de perder más de cuatro partidos. Eso sí, la cuarta plaza, con previa de la Liga de Campeones incluida, estaría más barata, sobre los 65 puntos. Es decir, 15 más de los actuales. Cinco victorias antes del final de la Liga. Algo que parece asequible. Por último, para asegurarse una plaza en la Copa de la UEFA la próxima temporada, podrían los 61-62 puntos. Apenas cuatro triunfos más

Pero si el Sevilla quiere recurrir a la prudencia también tiene algún argumento que otro. Porque también ha habido equipos que tras ir con paso firme por los dos primeros tercios de la Liga se hundieron en el tercero, aunque eso sí, no contaban con los 50 puntos actuales, pero sí con 49. El Compostela, el Atlético de Madrid y el Valencia se cayeron y bajaron más allá de la cuarta posición.

Más habitual es que alguno de los equipos que ocupaban puestos de Liga de Campeones en la jornada 26 se quedara fuera finalmente, aunque siempre con menos puntos. El Celta, el Valenecia y el Atlético de Madrid han vivido esta dolorosa sensación en dos ocasiones, aunque también el el Real Madrid, el Alavés y el Sevilla. Quizás, por lógica, el espejo del equipo entonces de Caparrós es en el que debe mirarse el de Jiménez para recurrir a la precaución. Marchaba cuarto a estas mismas alturas de temporada y se acabó desplomando hasta la sexta plaza. La Liga de Campeones se esfumó, pero esta temporada parece difícil.

  • 1