Local

La ciencia en Sevilla es una maravilla

Hoy llega a Sevilla el Laboratorio Móvil o Movilab, una de las grandes ideas de la Casa de la Ciencia para hacerse un hueco en la tierra de los mitos.

el 26 ene 2010 / 22:19 h.

TAGS:

Hoy llega a Sevilla Movilab, el camión científico que convierte un gran remolque (el que pueden ver arriba) en un gabinete de experimentación científica; un punto de cita para que los sevillanos de todas las edades entrablen amistad, gratis y sin complejos, con esas dos grandes desconocidas, generalmente tenidas por estiradas y por insoportables pero que en el fondo son un pedazo de pan, llamadas Física y Química.

Este laboratorio sobre ruedas ocupará hasta el sábado el aparcamiento del Pabellón de Perú, junto al Parque de María Luisa, y es otra de las grandes ideas que la Casa de la Ciencia, inquilina de ese inmueble desde hace casi dos años por gentileza del Ayuntamiento, ha concebido para crear afición por esta forma de conocimiento en una capital donde el ranking de interés ciudadano por la ciencia está encabezado por la película Avatar.

La Casa de la Ciencia pertenece al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Desde su implantación en abril de 2008 ha tenido tiempo de darse cuenta de que sus propósitos divulgativos sólo tendrán éxito si se presentan bajo un revestimiento muy popular, por lo que no hace más que dar en el clavo. Ahora mismo, por ejemplo, hay dos exposiciones espectaculares en su sede: Una de ellas es Con A de astrónomas, una historia de las mujeres que estudiaron el cielo y que cuenta nada menos que con parte del atrezzo original de la película Ágora (mobiliario, esculturas, objetos) entremezclado con expositores y máquinas interactivas de lo más interesantes. La otra muestra no se queda atrás: Galileo y el mensajero sideral, mucho más que unas cuantas vitrinas con libros. En ella se plantea un reto: descubrir allí mismo un misterio que esconde la Luna.

Ambas exposiciones se pueden visitar gratis todos los días (menos los lunes, en que cierra) desde las diez de la mañana hasta las nueve de la noche. Y no acaba ahí la oferta: también se acaba de inaugurar Expofotciencia, una colección de imágenes de las de ver para creer. Y luego hay debates, conferencias... o sea, que más vale suscribirse gratis al boletín de actividades para recibir en el ordenador información periódica de todo lo que se vaya cocinando por allí; lo puede hacer mandando un correo electrónico a info.casadelaciencia@csic.es.

Responsables de la Casa de la Ciencia comentaban ayer que este Movilab que hoy se estrena contará con un horario distinto: por las mañanas, para los colegios que se hayan inscrito; por las tardes, de 16 a 19 horas, para todo el que quiera. Entre las prácticas que se podrán hacer destaca extraer ADN de uno mismo (cosa que nunca está de más, dados los tiempos que corren), hacer funcionar una bombilla con cosas de andar por casa y asomarse a las maravillas que puede contener una simple escama de pez.

  • 1