Local

La cimentación de las viviendas de Renfe acabará antes de lo previsto

Varios edificios fueron desalojados el pasado mes de junio debido a las obras de un aparcamiento colindante de la Universidad de Sevilla. 

el 07 ene 2011 / 11:39 h.

TAGS:

El vicerrector de Infraestructuras de la Universidad de Sevilla (US), Antonio Ramírez de Arellano, ha comunicado a los vecinos afectados por los perjuicios derivados de las obras del parking que está construyendo la Hispalense en la barriada de la Renfe -desalojados de sus viviendas ante la aparición de grietas y la inclinación de una de las grúas- que el buen ritmo de obras permitiría adelantar el fin de la cimentación de los inmuebles.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la asociación de vecinos Barqueta-Renfe, Bernabé García, ha señalado que ya se ha finalizado la labor de micropilotaje de refuerzo externo en los cuatro bloques y 40 viviendas afectadas, mientras que a principios de esta semana se ha comenzado el trabajo de refuerzo a nivel interno.

Ello permitirá que la primera fase de trabajos, que comprende la habilitación de un total de 270 micropilotes, con 4.000 kilogramos de hormigón inyectado a cada uno de ellos, pueda quedar finalizado hasta casi un mes antes de lo previsto, unos veinte días, por lo cual esta etapa quedaría cubierta a principios del próximo mes de febrero.

García ha expuesto que la intención de la Universidad de Sevilla es que una vez esta fase se termine se acometa "sin pausa" el resto de ellas, hasta cuatro, consistentes en la reparación de los pisos bajos, la de las plantas superiores y, por último, los trabajos de ornamentación, pinturas de interior y exterior y la reparación de desperfectos en el pavimento y la jardinería. Todo ello afectaría tanto a las viviendas desalojadas como a otros inmuebles no desalojados pero sí afectados.

El líder vecinal ha manifestado, en este sentido, que los trabajos llevados a cabo por la US tienen un ritmo "bastante bueno", exponiendo, "ya que no el agradecimiento, porque ellos mismos fueron los que provocaron el daño, sí el reconocimiento en cuanto a las obras que se están realizando".

En este sentido, uno de los documentos firmados con la Universidad delega en esta institución el hacerse cargo de las reparaciones "para que queden como estaban antes del 17 de junio de 2010", tras ser los afectados cuestionados por si deseaban que fuera la propia Universidad o una empresa externa la encargada de acometer las actuaciones correspondientes.

Un aspecto recogido en el acuerdo, según los vecinos, es que aunque en un principio es la Hispalense la que asume todos los gastos, "no reconocen ser los responsables hasta que no se finalice el expediente administrativo y se determine la responsabilidad, lo que permitiría a la Universidad reclamar las cantidades si ellos no tienen la culpa".

Los informes técnicos de la Universidad concluyen que no es necesario proceder a la demolición de los inmuebles, sino sólo acometer el refuerzo de los pilotes para la rehabilitación. Asimismo, la intención de la US es la de no renovar los alquileres de los vecinos realojados por un plazo de un año, por lo cual las viviendas estarían "en perfecto estado de habitabilidad" en nueve meses, a contar desde el pasado mes de septiembre de 2010, "aunque podría ser antes", según expuso en su día el líder vecinal.

Anteriormente, los vecinos llegaron a manifestarse "muy disgustados", anunciando que emprenderían medidas de presión para reunirse con los responsables municipales por la ralentización que consideraban estaban sufriendo los informes y estudios necesarios para definir las actuaciones futuras respecto a sus viviendas.

  • 1