Local

La ciudad aprueba el tranvía con 14.000 viajeros diarios

A casi un mes de su puesta en marcha -el pasado 28 de octubre-, el Metrocentro se consolida poco a poco como un medio de transporte para hacer trasbordo con el resto de las líneas de Tussam. Por ahora, alrededor de 14.300 personas lo usan al día.

el 14 sep 2009 / 20:39 h.

TAGS:

A casi un mes de su puesta en marcha -el pasado 28 de octubre-, el Metrocentro se consolida poco a poco como un medio de transporte para hacer trasbordo con el resto de las líneas de Tussam. Por ahora, alrededor de 14.300 personas lo usan al día. Sin embargo, cuando los autobuses llegaban a la Plaza Nueva registraban 50.000 viajeros diarios, tres veces más que el tranvía.

El próximo miércoles el Metrocentro cumplirá un mes en servicio y, por ahora, trabajadores del Centro, jubilados y usuarios de los comercios del entorno son su clientela. La mayoría de ellos hacen uso del bonobús de Tussam con trasbordo, sobre todo por su corto recorrido: de la Plaza Nueva al Prado, esto es, 1,3 kilómetros que muchas personas prefieren recorrer a pie o en bicicleta.

El total de viajeros entre la Puerta de Jerez y el Ayuntamiento era de 50.000 diarios cuando existían paradas de autobús en la Plaza Nueva. Sólo en hora punta -de dos a tres de la tarde- 3.000 personas tomaban el autobús en dirección a la Puerta de Jerez.

Entonces, la Plaza Nueva acogía once terminales de líneas de autobuses, antes de que comenzase la obra de peatonalización del eje Plaza Nueva-Prado. Esto suponía que por la Avenida de la Constitución pasaban en hora punta un total de 92 autobuses por sentido, es decir, 1,5 autobuses por minuto, además de taxis y automóviles privados. El conjunto de vehículos que circulaban por allí cada día era de 20.000. Evidentemente, el tranvía ha acabado con la contaminación pareja a tal volumen de tráfico, en beneficio de la salud de las personas y de la conservación de monumentos como la Catedral y el Archivo de Indias.

El tranvía, que circula desde las 6.00 de la mañana hasta las 2.00 de la madrugada -en las horas punta funcionan cuatro unidades-, puede transportar 250 personas por vehículo, lo que equivale a tres autobuses o 200 coches. Las cuatro unidades móviles pueden transportar a 3.000 personas en cada sentido y trayecto, según informó el Ayuntamiento. Por este motivo se prevé que no haya problemas para que el uso de este nuevo transporte aumente conforme pasen los días y se conozca mejor.

El uso del bonobús con trasbordo es generalizado, ya que, como tenía previsto el Consistorio, el Metrocentro es una especie de lanzadera hasta el Prado, donde tienen ahora sus paradas las líneas de Tussam que antes llegaban a la Plaza Nueva.

Mientras que el tranvía no se prolongue hasta el apeadero de Renfe de San Bernardo o hasta la estación de Santa Justa, como prevé el Ayuntamiento, no se podrá considerar una línea propiamente dicha, de ahí que los autobuses de Tussam registrasen el triple de viajeros cuando llegaban a la Plaza Nueva que el Metrocentro ahora.

Por el momento, el día que más afluencia de viajeros ha registrado fue el pasado sábado día 17, con 18.000 viajeros. Un dato que evidencia que, aunque no haya comercios abiertos ni sean días laborables, los fines de semana también son propicios para la utilización del tranvía. Entonces el perfil de su usuario se transforma en sevillanos y turistas que se acercan al Centro para pasear o disfrutar de los bares y restaurantes de la zona.

Entre semana, en cambio, el viajero es bien distinto. Sobre todo porque, según comentan los propios conductores del tranvía, la mayoría son o trabajadores de la zona del Centro o jubilados que van a realizar algún recado o personas que se acercan al entorno de la Plaza Nueva para ir de compras.

El primer día, que fue gratuito, registró una afluencia masiva: 50.000 personas en una jornada dominical propia de todo un estreno. El día siguiente, 8.400 personas se montaron en el nuevo medio de transporte. Tras el descarrilamiento del día 30, esta cifra bajó hasta 7.000 viajeros, si bien en la jornada posterior ya se recuperaron los alrededor de 8.000 usuarios.

Con el paso de los días y conforme los ciudadanos se han ido enterando de cómo funciona el tranvía, el número de viajeros ha crecido hasta una media de 14.300 diarios, ya que, según el Ayuntamiento, en las tres primeras semanas de servicio se han registrado 300.000 clientes.

Las incógnitas.

La intención del Gobierno municipal (PSOE-IU) es que el tranvía llegue hasta el apeadero de San Bernardo, de ahí a Santa Justa (previsiblemente por San Francisco Javier y la Buhaira) y que de la estación vaya hasta la Alameda y la Barqueta (por Gonzalo Bilbao, Imagen, Laraña, Trajano y Calatrava). No obstante, los proyectos aún no están definidos y la financiación tampoco. A estas incógnitas se suman las de los futuros vehículos.

Los trenes actuales de CAF (fabricados para el Metro) están alquilados por un periodo máximo de 18 meses. Según lo previsto, el Consistorio tiene que comprar (por 22 millones) las unidades nuevas, ya sin catenarias delante de la Catedral. Sin embargo, el Ayuntamiento está a la espera de que la empresa le dé detalles de la nueva tecnología, de su coste, de su alcance y del tiempo que necesitarán para tenerla lista. La compra aún no está firmada.

  • 1