Local

La Ciudad de la Justicia o el día de la marmota

Junta y alcalde se ven para debatir un asunto congelado desde hace más de una década.

el 10 jun 2013 / 23:14 h.

TAGS:

Es difícil no recordar a Bill Murray en Atrapado en el tiempo, esa película conocida en España como El día de la marmota, al saber que el consejero de Justicia y el alcalde se verán hoy para hablar sobre la Ciudad de la Justicia prevista en Los Gordales. Un proyecto tan paralizado, que el consejero Emilio de Llera lo tildó de “ciencia ficción” cuando, recién nombrado, le pidieron que se pronunciara sobre su construcción. El alcalde, Juan Ignacio Zoido, defiende otro proyecto, en El Prado, que la Junta aún no conoce. ciudad-justiciaPese a eso, alcalde y consejero han estado tentándose mutuamente: Zoido pidió apoyo para su proyecto del Prado y el consejero replicó que no se lo había presentado; el alcalde respondió que escribió al consejero y éste no le respondió; y el consejero negó haber recibido carta alguna. Así hasta hoy, cuando finalmente se verán las caras para tratar sobre la construcción de una macrosede judicial que, si no se inició en época de vacas gordas, nadie espera ahora, en tiempos de crisis. Lo kafkiano es que hace año y medio el alcalde y el anterior consejero de Justicia, Francisco Menacho, tuvieron idéntica polémica: Zoido insistía en pedir en los periódicos el apoyo de la Junta para su Ciudad de la Justicia en El Prado, en vez de en Los Gordales; y el segundo le respondía que no tenía conocimiento “oficial” de ese proyecto, más allá de lo que había leído en la prensa. Quizá el último avance real para la construcción de la Ciudad de la Justicia fue el acuerdo rubricado en 2003 entre Ayuntamiento y Junta para reservar una parcela de Los Gordales, cuando era alcalde el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín y consejera Carmen Hermosín. El Estado planteó un conflicto judicial por una parte de ese suelo y, cómo será la cosa, que el dilema judicial se ha resuelto antes de mover una piedra. El Supremo concluyó hace unos días que el terreno puede usarse para ese fin. Cuatro años después, en 2007, la consejera María José López firmó un convenio con el Puerto para llevarse allí una Ciudad de la Justicia que costaría 200 millones y estaría en 2010. El Pleno municipal rechazó la idea y los actores judiciales criticaron que se comenzase otra vez de cero. Sólo unos meses después, la nueva consejera Evangelina Naranjo dio un giro de 180 grados al retomar la idea de construir en Los Gordales... pero cuando fue sustituida por Begoña Álvarez en abril de 2009 no había movido ni un milímetro la iniciativa. Álvarez, a su vez, se escudó en el contencioso con el Estado para mantener el status quo. A finales de año el entonces decano de los jueces, Federico Jiménez Ballester, no dudaba en afirmar que el enredo de la Ciudad de la Justicia rozaba ya “el ridículo más absoluto”. Y le quedaba por ver: en 2010, el presidente de la Audiencia proponía ubicar usar como sede judicial la Fábrica de Artillería, propuesta que quedó en anécdota. El siguiente consejero, Luis Pizarro, abogó por agilizar el litigio judicial con una negociación política, pero un año después, bien entrado ya 2011, admitía el “fracaso” al no haber logrado resolver un conflicto que llegó al Supremo –que lo acaba de zanjar ahora, dos años después–. A Menacho, el sexto consejero de Justicia en asumir el asunto, le tocó vivir el cambio de alcaldía del socialista Monteseirín al popular Zoido, protagonizando la primera polémica entre administraciones de distinto signo. Que ahora, con De Llera en la Junta, se acaba de reeditar. Es el escenario en el que se encontrarán hoy para confrontar ambos modelos: el proyecto de Los Gordales frente al del Prado de San Sebastián, que Zoido trasladó al Consejo General del Poder Judicial sin habérselo mostrado a la Junta. “Estoy abierto al diálogo y a oír su postura, pero como no me la cuenta no la oigo”, ironizaba De Llera sobre la idea de Zoido, que tampoco dudó en recordar que el consejero había tildado de “ciencia ficción” la idea de hacer la Ciudad de la Justicia en la actual coyuntura económica.  

  • 1