Deportes

La clasificación Che sólo pasa por la victoria

El Valencia recibe al Rosenborg con la obligación de ganar si quiere mantener sus opciones de continuar en la competición, en el día en el que técnico holandés Ronald Koeman debuta en el banquillo local. Para pasar de ronda, el club de Mestalla está obligado a ganar hoy y al Schalke 04 y confiar en que el Chelsea se imponga a uno de los otros dos rivales.

el 14 sep 2009 / 19:52 h.

El Valencia recibe al Rosenborg con la obligación de ganar si quiere mantener sus opciones de continuar en la competición, en el día en el que técnico holandés Ronald Koeman debuta en el banquillo local.

Para pasar de ronda, el club de Mestalla está obligado a ganar al Rosenborg y el siguiente en casa ante el Schalke 04 y confiar en que el Chelsea, líder de su grupo, se imponga a uno de los otros dos rivales, especialmente a los noruegos, que superan a los valencianistas en la clasificación.

La principal novedad que presentará el Valencia será el regreso de Villa, lesionado hace un mes, y que deberá ser un revulsivo ofensivo para los valencianistas. Junto a él, Koeman deberá abogar por los Miguel, Helguera, Moretti, Albelda, Vicente, Angulo, Silva, Joaquín o Morientes para hacer un equipo que contribuya a devolver al Valencia al lugar de privilegio que se merece. Raúl Albiol regresa a la lista tras su sanción liguera, aunque parece probable que los centrales sean Caneira y Helguera.

Además del lesionado Alexis, que estará cuatro meses de baja, Koeman prescindió de jugadores recién recuperados o algunos en la recta final de sus lesiones pero que han arrastrado molestias físicas esta semana como Cañizares, Marchena, Baraja y Edu.

Asimismo, el Rosenborg afronta el partido de Mestalla sin presión, aliviado por la victoria de ayer contra el Ålesund (2-1) en la última jornada de liga, que le sirve para acabar quinto y soñar con acceder a la UEFA vía Intertoto la próxima temporada, siempre que el Lillestroem se proclame campeón de Copa.

Pese a su mediocre campaña en la competición nacional, causa de la destitución del técnico Knut Tørum hace dos semanas, el Rosenborg ha ofrecido otra cara en la Liga de Campeones, en la que tiene posibilidades reales de acceder a la siguiente ronda.

El nuevo entrenador, Trond Hensriksen, no ha desvelado si utilizará el 4-4-2 que le dio el triunfo a su equipo en la ida en Lerkendal o apostará por el habitual 4-5-1 que el Rosenborg siempre ha usado en sus partidos a domicilio. Hensriksen mantiene la duda del veterano capitán Strand en el lateral derecho, por un problema muscular, y falta saber si elegirá a Kvarme o a Koppinen para acompañar a Riseth en el centro de la defensa.

  • 1