Local

La comarca experimentará por primera vez el cultivo del almendro

El Bajo Guadalquivir va a empezar a experimentar con un cultivo totalmente nuevo en la comarca, el almendro. (Foto: El Correo)

el 15 sep 2009 / 02:37 h.

TAGS:

El Bajo Guadalquivir va a empezar a experimentar con un cultivo totalmente nuevo en la comarca, el almendro, gracias al convenio suscrito ayer entre el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) y las cooperativas Las Marismas, de Lebrija, y Agroquivir, localizada de Utrera.

El documento fue firmado entre la presidenta del Ifapa, Carmen Hermosín, y los respectivos presidentes, Jesús Valencia y Miguel Martínez Polo, en presencia del delegado provincial de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Álvaro Julio.

Gracias a este convenio se van a poner en marcha sendos experimentos sobre la adaptación de las principales variedades de almendro en el Bajo Guadalquivir y la evaluación de patrones de plantación. Estos proyectos se enmarcan dentro de las acciones de diversificación de la economía de esta comarca que está llevando a cabo la Junta de Andalucía, especialmente en materia agrícola con la experimentación de nuevos cultivos, como es el caso del olivar, sobre el que ya se trabaja con un convenio semejante a éste. Todo para paliar los efectos de las reformas de la Política Agraria Común (PAC) en una comarca donde centrada en la siembra del algodón y la remolacha.

Los estudios van a estar dirigidos desde el Ifapa de Los Palacios y Villafranca por un grupo de técnicos. Innovación, Ciencia y Empresa invertirá en estos dos proyectos 11.500 euros, mientras que cada una de las cooperativas aportarán 5.600. La investigación tendrá una duración de tres años.

Según los técnicos, el almendro está considerado como un cultivo que, con niveles productivos superiores a los 1.000 kilos por hectárea, reporta una alta rentabilidad. La viabilidad del mismo en esta comarca, su adaptación a las características del terreno y los ensayos sobre las mejores variedades para cultivar son las principales cuestiones que se plantean en esta investigación.

Uno de los objetivos que se marca el Ifapa con esta acción es continuar la experimentación de cultivos que sean alternativos a los tradicionales. De esta manera, se pueden enumerar iniciativas tendentes a la consolidación de la alfalfa y del almendro y de un cultivo de calidad en flor cortada, así como la promoción de la agricultura ecológica, la mejora de los hortícolas extensivos e intensivos y los estudios sobre viabilidad de los denominados energéticos.

El Ifapa también está impulsando otras políticas de diversificación, como la puesta en marcha de granjas de helicicultura.

  • 1