Local

La Compasión celebra sus 100 años dedicada a la enseñanza

La congregación de La Compasión celebró la clausura de su centenario en uno de los dos colegios que todavía le quedan en el país.

el 15 sep 2009 / 05:43 h.

TAGS:

La congregación de La Compasión celebró la clausura de su centenario en uno de los dos colegios que todavía le quedan en el país, el de Dos Hermanas. El cardenal y arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, alabó el trabajo educativo de las monjas calificándolo de "escalón de una tierra fecunda".

El centro escolar de La Compasión de Dos Hermanas cuenta con 56 años y es, junto al de Madrid, el único que sigue vivo en toda España. El de Dos Hermanas fue el cuarto en fundarse. La congregación llegó a tener nueve centros escolares abiertos en todo el país y muchos más en el extranjero, donde algunos de ellos aún siguen en funcionamiento.

En Dos Hermanas, el colegio de la congregación abrió cuando sólo había tres centros escolares en la ciudad. Poco tiempo después ya sorprendieron aprobando un programa de educación sexual, como cuenta Inmaculada Berzosa, la que fuera directora del centro escolar, concertado. "Siempre hemos intentado que los chicos se sientan bien con ellos mismos y respeten a los demás", explica esta compasionista.

En estos momentos, en el colegio se imparte sin problemas la asignatura de Educación para la Ciudadanía, aunque no dejan de dar un punto de vista cristiano sobre ciertos temas como el aborto o el uso de los anticonceptivos.

Evidentemente, después de 56 años viendo salir promociones las cosas cambian, pero las compasionistas se congratulan de que siempre hayan persistido los valores que se dan en todas las asignaturas de forma transversal.

Continúan con un sistema de trabajo "muy personalizado" tanto con padres como con alumnos, partiendo de la base de que no hay "niños listos ni tontos", por lo que se empeñan en que desarrollen sus cualidades. Una de las claves del funcionamiento del centro escolar, según aseguran, es la herencia de los padres que estudiaron en el colegio y continúan inscribiendo sus hijos.

La influencia en la educación de la congregación fue decreciendo en España cuando la enseñanza pasó a ser pública. Pero los siete centros escolares que ya no imparten clases se dedican hoy a obras sociales y de ayuda a los más necesitados.

El acto de celebración de ayer estuvo amenizado por el coro del colegio, bastante conocido y del que salieron cantantes como Manuel Lombo o Vicky Luna, una de las integrantes de Las Niñas.

El cardenal manifestó en su discurso que se celebraba "el comienzo del segundo centenario y no el final del primero" y alabó la educación de la congregación, señalando que la tarea de las hermanas es "admirable, noble e insustituible".

La recepción de antiguos alumnos, a quienes acompañó el alcalde de la ciudad, Francisco Toscano (PSOE), se prolongó hasta la tarde, con una comida donde se recordaron los viejos tiempos.

  • 1