miércoles, 24 abril 2019
18:37
, última actualización
Deportes

La complicada elección de Mel

El consejo bético se decantó por el madrileño tras rechazar Merino ir como segundo de Vázquez. El nombramiento del entrenador, en el que tuvo mucho peso Estepa, a punto de provocar otra crisis

el 21 dic 2014 / 10:08 h.

Vazquez Mel Fernando Vázquez y Pepe Mel se saludan en el Villamarín. La decisión de nombrar a Pepe Mel nuevo entrenador del Betis no ha sido fácil y ha habido muchos vaivenes desde que Julio Velázquez fuera destituido hace un mes y los anteriores consejeros –Platas, Casas y Sánchez Pino– presentaran su dimisión, horas después de reunirse los dos primeros con Margarita Garay, la representante del propio Mel, que hasta anteayer, viernes, no volvió a hablar con nadie del club verdiblanco, según él mismo confirmó ayer en diversos medios. El miércoles estuvo en Sevilla Fernando Vázquez negociando su fichaje por el Betis, mientras Merino y el propio Mel –y Alexis– asistían al acto de presentación de un libro sobre la historia del club. En esos momentos el gallego parecía el principal candidato a coger las riendas del banquillo bético, y así era, pues la idea del consejo bético era que Merino fuera el segundo del técnico gallego, pero hete aquí que, tras avanzar en el acuerdo con Vázquez, el linense dijo que no, pues de segundo solo habría ido con Lorenzo Serra Ferrer, descartado hace unos días pese a que parecía haber resuelto sus problemas accionariales con el Mallorca. La votación para la elección del entrenador se llevó a  cabo el jueves y de ella salió ganador Pepe Mel, por delante de la opción Vázquez y la continuidad de Merino en solitario, pues el tándem de este con Vázquez –la opción favorita de la mayoría– quedó descartada por la negativa del linense, que prefiere volver al filial. Francisco Estepa se oponía rotundamente a la llegada de Serra, después de que en verano se frustrara su fichaje como director deportivo, pero lo curioso del caso es que en el actual consejo son varios los integrantes, empezando por el presidente, Juan Carlos Ollero, que querrían ver a Estepa fuera del consejo para poder trabajar con mayor libertad de acción. Así se lo expuso Ollero al propio Estepa antes de ser presidente y así parecía que iba a ocurrir en la pasada junta de accionistas, pero un inesperado cambio de opinión del administrador judicial, que también ha formado parte de la comisión deportiva –junto a Ollero y López Catalán, la que ha negociado con los distintos entrenadores– deja al nuevo presidente en una posición bastante incómoda. Veremos cómo finaliza todo este asunto, pues la elección del entrenador ha estado a punto de provocar la primera crisis en el nuevo consejo, que ahora ha de centrar todos sus esfuerzos en acometer los fichajes necesarios para reforzar el plantel –con el visto bueno de Mel– y reorganizar una dirección deportiva dividida, en la que Alexis y Chuti Molina van cada uno por su lado, con nula sintonía.

  • 1