domingo, 21 abril 2019
12:46
, última actualización
Local

La comunidad negra se prepara para vivir el sueño de Luther King

La comunidad negra de EEUU se prepara para vivir el día más feliz de su historia con la investidura de Obama como primer presidente negro del país. Chloe Washington, una afroamericana de Chicago que se encuentra en la ciudad, aseguró que será el día "más feliz" de su vida. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 21:25 h.

TAGS:

La comunidad negra de Estados Unidos se prepara para vivir hoy el día más feliz de su historia con la investidura de Barack Obama como primer presidente negro del país. Chloe Washington, una afroamericana de Chicago que se encuentra de visita en la capital estadounidense, aseguró que será el día "más feliz" de su vida. "Es el día que llevo esperando desde que empecé a votar a los 18 años", dijo a Efe Chloe Washington, quien espera sentir un orgullo comparable sólo al que experimentó cuando dio a luz a su hijo.

Al igual que la funcionaria de Chicago de 51 años, afroamericanos de todo el país han viajado a Washington para asistir a la histórica toma de posesión de Obama que hará realidad el sueño del reverendo Martin Luther King, cuya festividad se celebró ayer en EEUU con motivo del aniversario de su nacimiento, hace 80 años, y en cuyos actos también participó Obama. "Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el que no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad", dijo King en 1963 en una nación muy distinta.

Hoy, más de 45 años después, un 69% de los afroamericanos creen que ese sueño se ha hecho realidad, según un sondeo divulgado este lunes por la cadena de televisión CNN. El líder de los derechos civiles pronunció su discurso frente al monumento del presidente Abraham Lincoln (1861-1865) en Washington, donde este domingo un concierto multitudinario en honor de Obama recordó la figura de King y la lucha por la emancipación racial. "¡Qué repique la libertad!", proclamaron varios de los cantantes que desfilaron por el escenario, rememorando una de las líneas del famoso discurso de King: "I have a Dream" (Tengo un sueño). Erika Newman, una contable afroamericana de Texas de 38 años, fue una de las alrededor de 400.000 personas que se dio cita en el evento para celebrar, dijo, "el futuro de esperanza que se abre, y no sólo para mí, sino también para mi hijo". "Quiere ser abogado y lo que yo le digo es que fue así como empezó Obama", dijo Newman de su hijo pequeño. La residente de Texas, que tiene ya planeado otro viaje a la capital para dentro de seis meses en el que quiere visitar con su hijo la Casa Blanca, asegura que su apoyo a Obama será incondicional: "Lo voy a respaldar en cada paso del camino".

La posibilidad de que el futuro gobernante no logre satisfacer las enormes expectativas depositadas en él es ciertamente real. Entre sus cometidos figura el de solucionar la peor crisis financiera de los últimos 80 años, impulsar a una economía que vive los momentos más bajos desde la II Guerra Mundial, acabar la guerra en Irak y restaurar la dañada reputación de EEUU en el mundo.

¿Fin del racismo? Aunque el racismo sigue estando presente en Estados Unidos, una amplia mayoría de los estadounidenses, el 73%, cree que los negros ya han alcanzado, o alcanzarán "pronto", la plena igualdad, según un sondeo del diario The Washington Post y la televisión ABC", publicado ayer, y seis de cada diez encuestados creen que las relacione entre las razas mejorarán con Obama, Es más, dos terceras partes de los afroamericanos de EEUU creen que, con la elección de Barack Obama como primer presidente negro de EEUU, el "sueño" de Martin Luther King de terminar con la división racial está cumplido.

  • 1