Local

La Concertación se enquista

No ha podido ser. La fecha tope que dieron UGT y CCOO para cerrar la Concertación -15 de julio- ha pasado sin que ni siquiera se atisbe el acuerdo. Las posturas de empresarios y sindicatos están en las antípodas. Aunque la negociación no parará en verano, se retomará en serio en septiembre. A todos les urge pactar.

el 16 sep 2009 / 05:58 h.

TAGS:

No ha podido ser. La fecha tope que dieron UGT y CCOO para cerrar la Concertación -15 de julio- ha pasado sin que ni siquiera se atisbe el acuerdo. Las posturas de empresarios y sindicatos están en las antípodas. Aunque la negociación no parará en verano, se retomará en serio en septiembre. A todos les urge pactar.

La Concertación se ha enquistado por el desencuentro entre empresarios y sindicatos, paralelo al bloqueo del diálogo social en Madrid.

El tiempo se echa encima, todos tienen prisas, pero la crisis complica aún más el consenso. A la Junta le urge definir el VII Acuerdo -el anterior expiró el 31 de diciembre- porque tiene que diseñar el Presupuesto andaluz de 2010. UGT y CCOO alegan que los parados y los que no reciben ninguna prestación no pueden esperar más, y la patronal denuncia la asfixia de empresas a las que les han cerrado el grifo del crédito.

Cada uno pone el acento en una cosa y la Junta no esconde su preocupación por que el diálogo social estalle tras 16 años ininterrumpidos de paz. Teme -lo dijo el jefe del Ejecutivo, José Antonio Griñán- que Santiago Herrero, presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y también presidente de la comisión de Relaciones Laborales de la CEOE, reivindique aquí lo que la patronal española pretende en Madrid: recortar los derechos laborales. La patronal andaluza lo desmiente. "La CEA nunca ha estado supeditada ni lo va a estar a la CEOE", sentenció a este periódico el secretario general de la CEA, Antonio Carrillo.

Todos los lunes y martes se reúnen las tres partes que integran el diálogo social para negociar a partir del documento de bases que pactaron a mitad de junio. La última cita se suspendió porque, según fuentes de la Consejería de Economía, "se presentó un escollo que hay que solventar".

Hoy se reanudarán los encuentros pero, de momento, serán bilaterales, es decir, el Gobierno se sentará con los agentes socioeconómicos por separado. Las fuentes insistieron, no obstante, en que las conversaciones no pararán. CCOO pide a la Junta que "apriete" la negociación y convoque más reuniones. "La lentitud es el mayor obstáculo", apuntó su secretario general, Francisco Carbonero.

Los obstáculos.

Para UGT, sin embargo, el problema es otro. El sindicato no está dispuesto a firmar el VII Acuerdo si no se avanza en la negociación colectiva y los empresarios se comprometen a cumplir los convenios vigentes. "La CEA no quiere asumir ningún compromiso. La situación es muy difícil porque una de las partes se niega a entrar en los objetivos de otra, y así no se avanza", explicó el secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana.

Desde la patronal reprochan a los sindicatos que pretendan incluir en la Concertación algo -la negociación colectiva- que siempre se ha resuelto en el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales. "La Concertación no prohíbe ningún tema, al contrario, siempre hemos llevado los asuntos importantes. Si quieren negociarlo en el Consejo de Relaciones Laborales, muy bien, pero ellos no nos trasladan eso", replicó Pastrana, que pide a la CEA que "alienten a los suyos" para que cumplan lo firmado.

Carrillo añadió que los sindicatos "están magnificando el tema" porque hay dos sectores -construcción y hostelería- "que están presionando mucho", pero aseguró que la negociación de los convenios "va en los mismos parámetros que el año pasado". El dirigente de UGT recordó que quedan 300 convenios por firmar antes de que acabe el año.

Tampoco el secretario general de CCOO-A ve "lógico pactar medidas que dan dinero público a empresas si estas no cumplen los convenios". "Los empresarios tienen que ser menos egoístas", dijo. Apostó por seguir negociando el resto de temas "importantes" para no bloquear las conversaciones.

Todos confían en poder dar un empujón a la Concertación en septiembre y ninguno cree que éste sea el acuerdo más difícil, pero reconocen que en época de vacas flacas es mucho más complicado negociar. Les anima que el primer acuerdo fueron capaces de cerrarlo en el 93, en plena crisis.

  • 1