Local

La confianza de los consumidores baja en diciembre ante peores expectativas

No obstante, dicha confianza se ha recuperado en el conjunto del año pasado y ha vuelto a los niveles que registraba en los inicios de la crisis financiera que comenzó en otoño de 2007.

el 08 ene 2010 / 10:44 h.

TAGS:

La confianza de los consumidores españoles bajó en el mes de diciembre al empeorar las expectativas de los ciudadanos sobre el futuro de la economía del país y el suyo propio, y a pesar de que mejoró la percepción sobre la situación actual.

No obstante, dicha confianza se ha recuperado en el conjunto del año pasado y ha vuelto a los niveles que registraba en los inicios de la crisis financiera que comenzó en otoño de 2007.

El Indicador de Confianza del Consumidor que elabora el Instituto de Crédito Oficial (ICO) descendió el mes pasado seis décimas, hasta los 74,7 puntos, aunque ha recuperado en un año 25,8 puntos.

El indicador de confianza es el resultado de la media de otros dos indicadores: el de situación actual y del de expectativas.

El indicador de situación actual subió 1,4 puntos, hasta los 46,5, por la mejor opinión de los ciudadanos sobre el estado de su economía, la del país y el empleo, mientras que el de expectativas bajó 2,8 puntos por los peores augurios sobre el futuro de la economía nacional y del hogar, aunque mejorase levemente la opinión sobre el futuro del empleo.

A pesar de la bajada mensual de seis décimas, la confianza de los consumidores mejoró 25,8 puntos en doce meses debido a que el indicador sobre la situación actual ha mejorado 16,8 puntos y las expectativas han crecido 34,7 puntos.

En su nota de prensa, el ICO considera que la confianza se ha mantenido "prácticamente estable" en diciembre y asegura que las expectativas registradas son las más altas de un mes de diciembre desde hace cinco años.

El Instituto admite que en el tercer trimestre del año pasado, en el que la confianza registró una fuerte subida, los consumidores "quizá pudieron sobredimensionar la rapidez e intensidad de la recuperación".

Por eso cree que en los tres últimos meses del año los movimientos de este indicador -con bajadas en octubre y diciembre y una subida en noviembre- plasman que la confianza de los ciudadanos se ha estabilizado.

Por otra parte, en diciembre los consumidores mostraron unas expectativas de inflación mayores que en noviembre, mientras que se moderaron sus expectativas sobre subidas de tipos de interés.

Mientras, empeoraron las expectativas sobre posibilidades de ahorro y de consumo de bienes duraderos con respecto a las que tenían en noviembre.

En cualquier caso, en comparación con diciembre de 2008, las expectativas sobre estos cuatro aspectos han mejorado notablemente.

El Indicador de Confianza se elabora con una encuesta a 1.000 ciudadanos, a los que se les pide valorar como "mejor" o "peor" la situación de su economía familiar, la economía española y el empleo respecto a la que existía seis meses antes, así como sus expectativas para los próximos seis meses.

Este índice se calcula como media aritmética de los balances de situación actual y expectativas, cuyos valores oscilan entre 0 y 200 puntos, lo que supone que si está por encima de 100 puntos la percepción es favorable y optimista, y por debajo de 100 es negativa o pesimista.

  • 1