Local

La consejera Coves clausura el congreso con una apuesta I+D+i

La consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, clausuró ayer la segunda edición del congreso internacional SmallWat.

el 14 sep 2009 / 20:10 h.

TAGS:

La consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, clausuró ayer la segunda edición del congreso internacional SmallWat con el compromiso de seguir haciendo del tratamiento de aguas residuales uno de los ejes de la política ambiental andaluza.

Con las 51 nuevas plantas depuradoras aprobadas para este año 2007 desde la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, se pretende, según anunció Fuensanta Coves en el acto final del SmallWat, que en 2015, se pueda "cumplir con el parámetro de la UE sobre el mantenimiento de nuestras masas de agua". "Las cifras arrojan que actualmente un 80% de la población andaluza tiene depuradas sus aguas. Con las obras que están en marcha pretendemos llegar al 98%", señaló.

Coves también recalcó que desde que "hace sólo tres años" que la Junta tiene transferidas las competencias en materia de agua, "tenemos más capacidad de inversión e investigación". De hecho, la consejera volvió a mostrar su apoyo a los proyectos que desde Medio Ambiente se están emprendiendo para sacar adelante Tecnologías No Tradicionales (TNT), aspecto en el que la promoción de la Junta es pionera, y modelos de I+D+i (Investigación, más Desarrollo, más investigación) aplicado también a la depuración de aguas de residuo. En total, la Junta de ha destinado a su política de aguas 1.200 millones de euros en los 770 municipios andaluces.

En esta línea, Coves se refirió a la Planta Experimental de Carrión de los Céspedes (PECC), como "el exponente más claro de desarrollo tecnológico en tratamiento de aguas residuales a escala piloto".

La PECC mantiene una línea -siguiendo las directrices de la Junta que se concretan en el Plan de I+D de TNC- de impulso de las tecnologías no convencionales para la depuración de aguas residuales urbanas, tecnologías que, por su bajo coste de explotación y mantenimiento y por su simplicidad operativa, están especialmente indicadas para el tratamiento de las aguas residuales de las pequeñas aglomeraciones urbanas.

La Planta Experimental, que es gestionada por el Centa (Centro de Nuevas Tecnologías del Agua), y que a su vez se incluye dentro de la Consejería de Medio Ambiente, fue la penúltima parada ayer del congreso por representar este espíritu de búsqueda de las pautas óptimas de diseño y explotación de los sistemas de bajo coste para la depuración de aguas residuales, adaptadas a las particularidades climáticas y socioeconómicas, en este caso, del ámbito andaluz.

Las experiencias de Carrión, además de servir de "clase práctica" ayer para unos 200 de los 700 congresistas acreditados, funciona, como explicó la consejera, de ejemplo y modelo "en países como Marruecos, Mauritania, Mali, Uruguay o Perú".

La directora del Centa, Inmaculada Cuenca, también destacó la unidad de las instituciones para ponerse "manos a la obra con el objetivo de poner la ciencia al servicio de la sociedad". Según Coves, "en esta segunda edición del SmallWat hemos reafirmado nuestra convicción de que los problemas de depuración no son sólo de países pobres".

Desde Naciones Unidas, Carlos Fernández Jaúregui valoró el diálogo establecido estos días "entre los tomadores de decisiones y los investigadores" y "la excelente oportunidad para demostrar que los unos han escuchado y los otros se han sabido explicar".

Este congreso internacional tendrá un nuevo escenario de reflexión en 2011. En esta edición, los temas que se han tratado han versado fundamentalmente en los humedales artificiales, los tratamientos terciarios y la reutilización, la gestión en pequeñas poblaciones y el análisis de diferentes visiones territoriales, tanto nacionales como internacionales. De las más de 200 comunicaciones remitidas a la organización, han tenido cabida 95, "de un gran nivel", según sentenció la consejera.

  • 1