Local

La Consejería instala cámaras de seguridad en todos los centros de salud del Aljarafe

Proteger a los usuarios y profesionales sanitarios de los 37 centros de salud del Aljarafe es el principal objetivo de la inversión realizada por la Consejería de Salud para la instalación de un complejo sistema con cámaras de vigilancia, detectores de intrusos y pulsadores antipánico en todas las consultas y despachos.

el 16 sep 2009 / 00:15 h.

TAGS:

Proteger a los usuarios y profesionales sanitarios de los 37 centros de salud del Aljarafe es el principal objetivo de la inversión realizada por la Consejería de Salud para la instalación de un complejo sistema con cámaras de vigilancia, detectores de intrusos y pulsadores antipánico en todas las consultas y despachos.

Estas herramientas están conectadas a una central de seguridad y a una alarma que se dispara en cuanto se ponen en marcha. En el distrito Aljarafe trabajan 856 profesionales sanitarios que, gracias a este nuevo sistema, podrán solicitar ayuda rápida en caso de que sean objeto de una agresión. En total, hay 175 detectores de intrusos, 500 pulsadores antipánico y 86 cámaras de vigilancia, tras una inversión de 200.000 euros. De este modo, es el primer distrito en completar la instalación de este sistema que se va adaptando según las necesidades detectadas por un estudio elaborado sobre cada uno de los existentes en la provincia, según informó ayer la Delegación Provincial de Salud en un comunicado remitido a este diario.

En estos momentos en Sevilla y su provincia hay instalados, tanto en centros de salud como en hospitales, 336 cámaras de vigilancia, 659 pulsadores antipánico, 52 videograbadores y 11 centrales de seguridad. Durante este año se incorporarán 64 cámaras de videovigilancia, 99 pulsadores antipánico, seis videograbadores, cuatro ordenadores para la gestión centralizada de emergencias y cinco centrales de alarma, de manera que paulatinamente llegarán a todos los edificios.

La Junta de Andalucía fue pionera en diseñar y aprobar un plan de prevención y actuación contra las agresiones a profesionales sanitarios, puesto en marcha en 2005, según informaron las mismas fuentes. De este modo, según el registro puesto en marcha en 2005 para controlar las agresiones, durante el año pasado se notificaron en el distrito Aljarafe seis físicas y 28 verbales (12 de ellas con amenazas). En total, en Sevilla se registraron 258 agresiones, de las que 56 fueron físicas y 202 verbales. En cualquier caso, que se haya completado primero el sistema en el Aljarafe no responde a una mayor incidencia del problema en la comarca, que supera los 350.000 habitantes.

Por otra parte, cabe recordar también que en septiembre de 2007 la Junta de Andalucía solicitó al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que calificase como delito de atentado las agresiones a los profesionales sanitarios en las que se produjera un peligro real para la seguridad o la vida de éstos.

El plan de Salud en la materia incluye medidas preventivas y otras actuaciones encaminadas a proteger a este personal durante su ejercicio. Entre ellas, se encuentra la extensión de medidas que posibiliten un ambiente de confianza para profesionales sanitarios y usuarios, la concienciación social y la formación del personal. En esta línea, el distrito Aljarafe dispone de un completo protocolo de atención frente a las agresiones a los profesionales sanitarios, a los que se ofrece apoyo psicológico y asesoría jurídica.

Los detectores de intrusos están estratégicamente distribuidos por cada centro de salud lo que permite sentir la presencia de personas en momentos y lugares de acceso restringido. Los pulsadores antipánico, habitualmente ubicados junto a la mesa de trabajo del profesional sanitario, utilizan el mismo mecanismo de aviso y, además, alertan a los demás compañeros del centro de salud para que acudan al lugar donde se esté produciendo una situación agresiva o peligrosa para ellos, de manera que se garantiza una rápida reacción.

Otra de las líneas fundamentales de este programa es la formación de los profesionales sanitarios en el manejo de situaciones de riesgo, algo que permite que durante los últimos dos años un total de 5.300 personas hayan participado en cursos para saber cómo enfrentarse a este problema dado el caso. También hay un curso on line para los que no puedan asistir de manera presencial y tengan interés en recibir estas enseñanzas.

  • 1