Local

La construcción de VPO se desploma un 75% en un año

La crisis y el retraso en la aprobación del plan municipal de vivienda han provocado que el número de proyectos de VPO visados descienda a su nivel más bajo de los últimos cinco años

el 27 oct 2009 / 21:09 h.

TAGS:

Ni las VPO han soportado el desplome de la construcción de viviendas en la ciudad, que sigue en caída libre. El número de pisos protegidos visados por el Colegio de Arquitectos en el primer semestre del año se ha reducido en un 75% respecto al ejercicio anterior. Sólo se han impulsado 361 en los primeros seis meses del año y otros doscientos hasta el mes de septiembre. Hay que remontarse al año 2005 para encontrar un balance de los primeros nueve meses del año con un índice parecido, aunque en ese ejercicio fue incluso superior: se proyectaron 631 VPO y 1.900 viviendas libres, por un total de sólo 1.039 en lo que llevamos de año.


Esta caída queda reflejada en el Barómetro de Economía Urbana de Sevilla Global del mes de octubre, el primero que presenta Carlos Vázquez como delegado de Empleo. Éste atribuyó el desplome de la VPO a los problemas de financiación: “La contracción de la financiación privada ha provocado que no haya la suficiente capacidad para financiar los proyectos, ni los públicos ni los privados. La administración pública tiene muchos problemas de financiación”.


Desde la empresa municipal de vivienda Emvisesa aportaron otra explicación para aclarar el parón de la construcción de la VPO. El anterior plan municipal de vivienda, con un alto nivel de ejecución, abarcaba el periodo 2004-2008, mientras que el actual tenía como marco temporal 2008-2012. El problema es que este segundo se ha retrasado, en parte por los aplazamientos de las leyes estatal y autonómica de vivienda, así como del Plan Andaluz de vivienda. El resultado es que se ha aprobado a mediados de 2009. Los visados empezarán así a producirse ahora y las obras no empezarán hasta más adelante. Y de ahí el agujero generado que coincide con uno de los momentos más delicados para la construcción.


Es el sector más afectado por una crisis que sigue desprendiendo datos negativos recogidos en el citado informe: destrucción de empleo, pérdida de empresas, descenso de las afiliaciones a la Seguridad Social, caída del turismo... Ni siquiera los planes extraordinarios de inversiones estatal y autonómico han conseguido mejorar los datos de este primer semestre, peores que los del ejercicio anterior. Vázquez, no obstante, defendió el impacto de estos planes de inversión: “Los indicadores no han mejorado con esta inversión pública pero gracias a ella, la cosa no ha sido peor dada la magnitud del fenómeno que afrontamos”. Dentro de una retahíla de datos negativos, el responsable de Empleo halló dos indicadores positivos: la reducción de un 28% de los accidentes laborales y la caída del precio de la vivienda, especialmente de la nueva, que cae en torno al 9,8%.
Pero son dos elementos aislados en una situación de “drama social”, según la calificó el propio Vázquez, quien hizo referencia a los problemas que generará una posible reducción de las ayudas a las hipotecas y a los hogares: “Se han planteado medidas para un ciclo corto, pero esta crisis es de un ciclo más largo. Tiene que haber un cambio de un modelo especulativo a otro productivo. Hay que ampliar las coberturas sociales hasta que no haya signos de recuperación económica”.

 

Otros datos: 

 

Precios de vivienda. El valor del metro cuadrado de vivienda ha caído una media de 9,8%, muy por encima del 2,9% de la provincia. En los pisos nuevos el desplome ha llegado al 22,3%, tres veces más que la media autonómica. La vivienda antigua, en cambio, apenas baja un 3%.

Turismo. Los turistas nacionales han evitado el desplome del sector. En los primeros ocho meses del año, el número de visitantes a la ciudad fue de un 7,4% menos que en el mismo periodo del año anterior. En los nacionales apenas ha bajado un 5% por más de un 11% entre los extranjeros.uMenos viajes. El Barómetro de Sevilla Global revela una caída de un 15% en los viajeros llegados al aeropuerto de San Pablo, y de un 16% de los transportados a través de Alta Velocidad. La actividad portuaria descendió un 5,6%, aunque el sector puede relanzarse con la nueva esclusa.

Siniestralidad laboral. Uno de los datos más destacados por la Delegación de Empleo ha sido la caída de la siniestralidad laboral. El número de accidentes en el primer semestre se ha reducido en un 28,3% mientras que se ha pasado de 28 a 12 defunciones. El Consistorio subraya que este descenso no se debe sólo a una caída de la actividad productiva, sino también a un aumento de las medidas y a una mayor sensibilización del sector empresarial. 

Población. El barómetro incluye por primera vez datos demográficos pero del año 2007. Estos revelan una tasa migratoria negativa en Sevilla, sobre todo a favor del área metropolitana, y el peso reducido de población inmigrante. 

  • 1