viernes, 14 diciembre 2018
10:23
, última actualización
Local

La construcción de VPO se frena tras una media de 2.000 al año

Emvisesa “liquida” su plan, Epsa apenas avanza y la promoción privada no llega al 15% de lo previsto.

el 17 nov 2011 / 22:11 h.

Las obras de las VPO de las cocheras de Tussam ya se han reanudado y avanzan a buen ritmo

El Ayuntamiento ha dado por zanjado el plan municipal de vivienda que preveía que Emvisesa construyera 6.753 pisos hasta 2012 cuando se habían iniciado apenas un millar en dos años; la patronal de la construcción, Gaesco, asegura que como máximo se han ejecutado un 15% de las 6.489 que le correspondían y que apenas se pueden iniciar nuevas por problemas de desarrollo; y desde Epsa, la empresa autonómica de suelo, aunque no se dan cifras se admite que los problemas de liquidez han frenado sensiblemente la ejecución de la parte que le correspondía: 5.626. El resultado es que tras una década liderando todas las clasificaciones de inicio y culminación de inmuebles protegidos, la promoción de VPO afronta en 2011 y 2012 un periodo de parón ante el que el Ayuntamiento sólo aclara que elaborará un nuevo plan y buscará nuevos suelos.

En los últimos diez años han sido calificadas provisionalmente en Sevilla unas 20.000 viviendas protegidas, con una media de 2.000 al año, incluidos ejercicios como el año 2010, ya en época de crisis, cuando se impulsaron 2.775 viviendas. En este mismo periodo de diez años se finalizaron unos 13.500 proyectos en la ciudad, una media, de nuevo, de mil pisos al año. Ambas cifras son sensiblemente superiores a las registradas en el resto de capitales andaluzas. De hecho, casi la mitad de las VPO iniciadas en capitales autonómicas durante la última década se han ejecutado en Sevilla. Le sigue, a larga distancia, Málaga, con 9.047 pisos.

El plan municipal de vivienda y suelo, que ahora se "liquida", nació precisamente con el objetivo de continuar esta línea de trabajo. Se fijó un objetivo difícilmente alcanzable: impulsar 19.028 pisos en cuatro años y satisfacer una demanda que en estos momentos se sitúa en 12.000 personas, según datos del registro de demandantes de vivienda del pasado mes de mayo.

Sin embargo, las tres partes afectadas por el plan admiten su bloqueo. El Ayuntamiento, con el informe presentado esta semana, plantea su renuncia a ejecutar una veintena de proyectos que suman 3.154 pisos protegidos repartidos por toda la ciudad -una vez iniciadas las obras de 799 que se continuarán-. Se alega que los suelos previstos no están desarrollados y que se buscarán otros, sin especificar cómo. Sí se advierte que algunos proyectos siguen. Entre ellos, según subrayó ayer el alcalde de Sevilla los programas de rehabilitación de Los Pajaritos y a Regiones Devastadas, donde está previsto rehabilitar 1.975 inmuebles y sólo se han iniciado 220.

Los propios suelos de la Gerencia de Urbanismo debían servir para que los promotores privados iniciaran en ellos 6.649 viviendas a través de concursos públicos para la adquisición de los terrenos. "El suelo no se puede desarrollar, se han empezado muy pocas promociones, como mucho un 15% de las que corresponden", explica el gerente de Gaesco, Manuel Sillero. La patronal hace tiempo que advierte de que el plan municipal de vivienda estaba "muerto". Ni siquiera iniciativas como el Plan Impulsa, con el que el Ayuntamiento intentó en el anterior mandato reactivar la construcción de VPO, sirvieron para aliviar problemas como la falta de liquidez o el déficit de desarrollo de los terrenos, según los promotores, porque los fondos se han usado para otros fines.

Desde Epsa, responsable de 5.626 VPO, se elude dar cifras sobre el balance de ejecución. Aunque nadie niega que ha sido mínimo por la falta de liquidez. Se han iniciado negociaciones pero no han dado resultado alguno. Ahora, sus promociones también quedan en el aire.

  • 1