Local

La constructora del Algarrobico amenaza con demandar por daños a la Junta

La promotora del hotel del Algarrobico, en pleno parque natural Cabo de Gata-Níjar, amenaza ahora con denunciar a la Junta por daños y perjuicios "si, por persistir en prolongar indefinidamente la vía judicial, la situación del hotel se hace irreversible", aseguraron ayer fuentes de la empresa.

el 16 sep 2009 / 04:39 h.

TAGS:

La promotora del hotel del Algarrobico, en pleno parque natural Cabo de Gata-Níjar, amenaza ahora con denunciar a la Junta por daños y perjuicios "si, por persistir en prolongar indefinidamente la vía judicial, la situación del hotel se hace irreversible", aseguraron ayer fuentes de la empresa.

La semana pasada el Ministerio de Medio Ambiente retiró su intención de continuar con el proceso de expropiación del hotel, una mole de más de 20 plantas y 411 habitaciones construida en primer línea de playa del parque natural almeriense. Esta decisión ha hecho fuerte a la promotora del inmueble, Azata, quien ayer instó a la Junta a sentarse "no para negociar nada si no para buscar una solución a esta situación desde todos los puntos de vista: económico, ambiental y social", según informaron fuentes de la empresa, quienes vieron cómo "la pelota está ahora en el tejado de la Junta". Tras la decisión del Ministerio, el Gobierno andaluz aún no ha mostrado su posición. Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente declinaron pronunciarse ayer al respecto.

Azata tiene claro que si la Junta "persiste" en mantener abierta la vía judicial esto supondría prolongar el litigio durante años y esto sólo seguiría causando perjuicios en el inmueble. "La empresa -insisten- hizo una inversión en el marco del Plan de Desarrollo Sostenible del Parque Natural, aprobado por la Junta, y no deja de gastar dinero en mantener un hotel que aún sigue sin poder abrir. Si esto continúa así demandaremos a la Junta por daños y perjuicios y no descartamos tampoco acudir a la vía penal", afirmaron las fuentes.

El proceso judicial se mantiene abierto en todas las instancias posibles -Audiencia Nacional, Tribunal Supremo y tribunales ordinarios-. El paso sobre el que las partes -Azata, Ayuntamiento de Carboneras (PSOE), Junta y ecologistas- están más pendientes ahora pasa por ver en qué quedan los recursos presentados por Azata y el consistorio de Carboneras contra la sentencia de un juez de Almería que en septiembre consideró ilegal la licencia de obras concedida al hotel. Este juez instó también a la Fiscalía a investigar si la Junta había manipulado los planos del parque, pero esta vía quedó cerrada tras archivar el fiscal las diligencias.

  • 1