Local

La contaminación en Pekín se está 'magnificando'

La alerta suscitada por la polución que amenaza el rendimiento de los jugadores olímpicos en Pekín se está "magnificando", aunque la exposición aguda a un elevado índice de contaminación puede ser un factor "peligroso" para los deportistas.

el 15 sep 2009 / 09:24 h.

TAGS:

La alerta suscitada por la polución que amenaza el rendimiento de los jugadores olímpicos en Pekín se está "magnificando", aunque la exposición aguda a un elevado índice de contaminación puede ser un factor "peligroso" para los deportistas.

Fernando Lozano, entrenador de alto rendimiento y director de Programa Salud, ha declarado

a EFE que la contaminación es un elemento "muy volátil", por lo que podría mejorar antes de que empiece la competición.

De hecho, ha destacado que las autoridades pequinesas prevén retirar más vehículos o detener la producción de las fábricas, así como provocar lluvia, en el caso de que se superen los límites estipulados para que se celebren los Juegos sin riesgos para los participantes.

Lozano, que ha entrenado durante catorce años al atleta Chema Martínez y que dirige ahora a la maratoniana Alessandra Aguilar, ha recordado que otras muchas ciudades del mundo, entre ellas Madrid, han padecido en ocasiones esta situación.

A su juicio, los problemas respiratorios derivados de la polución atmosférica "no suelen ser graves" pero ha reconocido que son un factor "limitante" para el correcto rendimiento de los atletas.

Este contexto añadido a las elevadas temperaturas y a la humedad que se cierne sobre la Villa Olímpica, conllevará marcas más discretas para los deportistas que, como los españoles, no están acostumbrados a trabajar en este tipo de clima.

El experto ha subrayado, no obstante, que una exposición aguda a índices elevados de contaminación, en una situación de "fatiga extrema" y bajo un "esfuerzo muy grande", puede causar un "shock respiratorio" que, de no ser atendido correctamente, puede desencadenar la muerte.

Lozano ha indicado que la contaminación es determinante sobre todo en pruebas de larga duración, no sólo de atletismo, sino en cualquier tipo de competición que se celebre al aire libre y que suponga un esfuerzo de resistencia importante, como ciclismo o remo.

Tras recordar que hay partículas especialmente peligrosas derivadas de los hidrocarburos -monóxido de carbono, dióxido de azufre y dióxido de nitrógeno-, ha insistido en que respirar un ambiente cargado de estos elementos puede activar un "asma aguda importante" en proceso de competición y, por supuesto, irritación de mucosas, nariz y ojos.

Ha explicado que el monóxido de carbono "compite con el oxígeno" a la hora de ser transportado por la hemoglobina, lo que dificulta la respiración del mismo modo que les ocurre a los fumadores.

De ahí la importancia de utilizar mascarillas que eviten los factores contaminantes, si bien ha apuntado que con ellas no se puede competir porque son "incomodísimas".

En una exposición crónica a la polución atmosférica, ha proseguido, se produce la denominada "inflamación sanguínea", ya que la sangre se espesa y hay mayores riesgos de trastornos cardiovasculares.

Durante el periodo de preparación de otros muchos deportistas que se han trasladado a Pekín y que se han puesto en manos del entrenador, Lozano ha trabajado desde varios frentes para evitar consecuencias indeseables.

El primero es la hidratación -para evitar que se sequen las mucosas-, seguido de la ingesta de complejos antioxidantes y de la denominada hipoxia intermitente, para que la carencia de oxígeno no merme las posibilidades de los jugadores olímpicos.

Gracias a estas medidas y a un trabajo duro de entrenamiento, la maratoniana Alessandra Aguilar -quien ya estuvo en la Universiada de Pekín de 2001 como fondista (10.000m)-, no tiene miedo a la contaminación y al clima húmedo y caluroso.

Lozano ha recordado que la mejoría de la situación atmosférica es ostensible en estos últimos días en comparación con los índices de la pasada semana, que estuvieron por encima de 100, lo que sí se considera arriesgado.

De repetirse durante los Juegos, este nivel de polución obligaría al COI y al Comité Organizador de Pekín 2008 (BOCOG) a replantearse la reprogramación de algunas pruebas.

  • 1