Local

La contratación indefinida disminuye desde el inicio de la crisis en Andalucía en más de un 40%, según UGT-A

el 25 oct 2011 / 10:15 h.

TAGS:

La contratación indefinida ha disminuido en Andalucía desde el inicio de la crisis, en 2007, en un 40,2 por ciento, pasando de 20.997 indefinidos en septiembre de 2007, a 12.556 en el mismo mes del presente año, según los datos analizados por la secretaría de Análisis Económico y Evaluación Técnica de UGT-A, donde se apunta que "se han pasado de casi 21.000 contratos temporales a poco más de 12.000 en este periodo de crisis".


Según indica UGT-A en una nota, analizando la evolución de las modalidades de contratos realizadas en el periodo de 2007-2011, la contratación total se vio reducida en un 10,85 por ciento, 38.044 contrataciones menos, alcanzando en septiembre de este año 312.552 contratos, frente a los 350.596 registrados en 2007.

En su variación interanual, UGT-A apunta que "si bien las reducciones en la contratación indefinida son continuas, es mucha más drástica la correspondiente al periodo septiembre de 2010 a septiembre de 2011 (-17,04 por ciento), la mayor reducción en este periodo", una bajada "a pesar de que en la reforma laboral de 2010 se ampliara el espectro de trabajadores a los que se podía concertar el contrato de fomento de la contratación indefinida". A juicio de UGT-A, esta situación "deja de relieve que el empleo no se crea mediante reformas laborales, sino con la reactivación de la actividad económica".

Este informe del sindicato indica que en los últimos años "se están haciendo más contratos temporales que en los años anteriores, en contraposición de lo que ocurre con la contratación indefinida, que cada vez se reduce más" y apunta que la justificación es que "la duración media de dichos contratos temporales cada vez es menor".

"No sólo no se ha reducido la dualidad del mercado de trabajo, sino que mes a mes se comprueba cómo la gran mayoría de los contratos que se firman son de carácter temporal, reduciéndose los indefinidos, de forma que de cada 100 contratos que se realizan, 95 son temporales". ha agregado el sindicato.

Ha lamentado por ello la "precarización" del empleo, de forma que "la evolución de los contratos de duración determinada que se han convertido en indefinido ha ido descendiendo, hasta situarse en la mitad de la cifra registrada en septiembre de 2007, con 4.321 conversiones menos".

Analizando la situación por sexo, los hombres son los que más han sufrido la reducción en la contratación, 24.275 contratos menos en este periodo, o lo que lo mismo, una reducción del 12,41 por ciento, situándose en septiembre de 2011 en 171.257, mientras que en el caso de las mujeres se reducen en 13.769, un descenso del 8,88 por ciento.

 

A pesar de eso, el sindicato indica que "los hombres siguen representando más de la mitad del total de contratación, un 54,79 por ciento en el último mes --su nivel de ocupación también supera al de las mujeres--; si bien la brecha de contratación entre hombres y mujeres, se ha ido reduciendo".

Por edad, los menores de 25 años son los que más han sufrido las consecuencias de la crisis, ya que sus contrataciones son las que más disminuyeron, 34.797 menos (-39,62 por ciento), a pesar de la bonificación en las cuotas empresariales con las que cuentan los contratos de formación; seguido del grupo de 25 a 44 años que disminuyó en un 4,41 por ciento. Por el contrario los contratos realizados a mayores de 45 años fueron los únicos que aumentaron, un 8,83 por ciento.

En función al total de contratación, el grupo de 25 a 44 años es el mayoritario a lo largo de todo el periodo; en septiembre de 2011 de cada 100 contratos que se realizaron, 61 correspondían a esa franja de edad.

SECTORES

Por sectores, las mayores reducciones se produjeron en la construcción (-53,78 por ciento), con un total de 40.804 contratos menos, siendo además el sector donde la destrucción de empleo durante la crisis está siendo mayor (-56,16 por ciento), 282.000 puestos destruidos, según el sindicato.

A él le sigue la industria (-19,39 por ciento) y los servicios (-1,79 por ciento). Tan sólo aumentaron los contratos en el sector agrario, con una subida de un 12,82 por ciento, 9.703 contrataciones más, motivado por el hecho de que la agricultura ha actuado de sector refugio, al que se han ido acogiendo los parados de la construcción.

Los servicios, con un 56,50 por ciento, es el sector que representa el mayor porcentaje a septiembre de 2011 en función del total de contratación y es donde la temporalidad "se da con mayor incidencia". En ese mismo mes aglutinan más de la mitad del total de contratos temporales realizados en Andalucía. Al sector servicios, le sigue la agricultura y pesca, con un 27,32 por ciento, seguido de la construcción, con un 11,22 por ciento, y más lejos la industria con un 4,96 por ciento.

UGT-A lamenta que analizando estos cuatro años de crisis "podemos comprobar que el mercado de trabajo en Andalucía sigue consolidando una de las peores realidades, esto es, las altas cifras de paro y la contratación realizada, prácticamente temporal".

"La reforma laboral ni ha creado más empleo ni ha hecho que el empleo sea de más calidad, las empresas han realizado sus ajustes ante la crisis despidiendo y destruyendo puestos de trabajo, las medidas para luchar contra los problemas del mercado de trabajo deben ir encaminadas a evitar la precariedad laboral, el retroceso de la calidad de vida y la desigualdad social y no hacia facilitar y abaratar los despidos", considera el sindicato.

 

  • 1