Local

La contratista de la capilla de los Marineros, en suspensión de pagos

Nuevo e inesperado revés en el accidentado programa de obras de la capilla de los Marineros. La empresa Reifs, adjudicataria de la reforma, ha presentado concurso de acreedores. Si las dificultades financieras persisten, la hermandad podría cambiar la adjudicación de los trabajos.

el 16 sep 2009 / 00:25 h.

TAGS:

Nuevo e inesperado revés en el accidentado programa de obras de la capilla de los Marineros. La empresa Reifs, adjudicataria de la reforma, ha presentado concurso de acreedores. Si las dificultades financieras persisten, la hermandad podría cambiar la adjudicación de los trabajos.

Las obras de ampliación de la capilla de los Marineros podrían verse afectadas por un nuevo parón. Reifs Construcción, la empresa sevillana adjudicataria de las fases II y III de las obras de restauración y ampliación de la capilla de la calle Pureza ha presentado concurso de acreedores ante la administración judicial aunque, de momento, como advierte el hermano mayor de la Esperanza de Triana, Adolfo Vela, no ha cesado su actividad.

Vela explica que esta circunstancia no ha afectado al desarrollo de las obras que, de hecho, van "algo avanzadas en sus plazos", estando prevista la conclusión de los trabajos entre los meses de octubre y noviembre. "Se trata de una empresa seria que trabaja muy bien y de cuyo rendimiento estamos altamente satisfechos. Ojalá resuelvan sus problemas financieros y puedan salir de ésta", expresa el hermano mayor, quien no descarta que, de persistir en sus dificultades económicas, pueda cambiarse la adjuciación de los trabajos a una nueva empresa.

Tal y como estaba previsto con vistas a la Semana Santa, las obras se encuentran desde ayer paralizadas parcial y temporalmente durante cuatro semanas para el montaje y desmontaje de los pasos y para que la hermandad pueda realizar su salida procesional. Las condiciones que presentará esa noche la capilla, no obstante, serán algo extraordinarias. Una cortina de terciopelo rojo cubrirá el altar , mientras que las paredes laterales serán recubiertas con telas ignífugas "para que no se vea el ladrillo". El suelo, que presenta en la actualidad una capa de hormigón fino, será alfombrado con una moqueta verde. Además, se ha repuesto eventualente la iluminación para la salida y se han tapado con pladur algunos puntos "para que nadie pueda acceder a las zonas peligrosas de obra".

Desde anoche, los pasos se encuentran ya en la capilla para su montaje. Vela reconoce que, a la hora de organizar la cofradía, estarán "un pelín más estrechos", por lo que algún tramo más de palio se formará entre Santa Ana y la Casa de las Columnas.

  • 1