sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Deportes

La Copa de Zipi y Zape

Diego Capel y Jesús Navas, el toque canterano del éxito sevillista

el 20 may 2010 / 21:17 h.

Diego Capel y Jesús Navas, Jesús Navas y Diego Capel, un rubito y un moreno, como Zipi y Zape, aparecieron el miércoles en el Camp Nou para aumentar los calificativos que ha recibido esta Copa del Rey, que es la Copa de San Palop, que es la Copa del sombrero, que es la Copa de los mil kilómetros, que es la Copa de la afición sevillista y que, desde la final, es la Copa de Capel y Navas, de Zipi y Zape.

Como los famosos personajes de los tebeos, sus diabluras volvieron locos sobre el césped del Camp Nou a los pantunflos colchoneros, que poco o nada pudieron hacer para frenarles. El primer gol es un buen ejemplo de ello. Travesura diagonal de Zape Navas partiendo desde la derecha, recorte y disparo con la zurda, balón rebotado e impresionante disparo con la zurda de Zipi Capel desde la frontal para adelantar al Sevilla en el partido.

El segundo tanto fue cosa solitaria de Navas, que no siempre necesita buscar compañeros para llegar a su objetivo. Robó, corrió, superó a los rivales y definió con frialdad ante De Gea.

PRODUCTOS DE LA CASA. No son gemelos, pero comparten muchas cualidades y características. Por ejemplo, la formación. Los dos son productos de la cantera sevillista, en la que han sido formados y pulidos como futbolistas y personas. Los dos han sido y son, en el caso de Navas, internacionales absolutos. El palaciego además estará en el próximo Mundial de Sudáfrica. Los dos debutaron con Joaquín Caparrós. Capel algo más joven, con 16 años, Navas dos días después de cumplir los 18, y los dos crecieron y lograron importantes títulos con Juande Ramos, sobre todo el de Los Palacios.Pero la Copa de 2010 ha sido de ambos, porque los dos han sido fundamentales. Navas ha estado presente en todos los partidos de la competición, los nueve, en los que ha logrado cuatro goles, igual que el máximo goleador sevillista del torneo, Luis Fabiano. Por su parte, el de Albox ha disputado siete encuentros del torneo y ha anotado tres goles, dos de ellos de una importancia capital, y los dos en el Camp Nou, curiosamente. El primero se lo hizo al Barcelona en el partido de ida de los octavos de final, un tanto que en su momento significó el 0-1 y que tuvo un peso decisivo en la eliminatoria, como lo tuvo Capel, que además forzó el penalti del 1-2 en ese mismo partido de ida. El segundo tanto en el coliseo blaugrana (tercero en la competición, también le marcó al Atlético Ciudad), lo hizo el pasado miércoles en la final. Se sacó un zurdazo impresionante en la frontal que llevó el 1-0 ante el marcador. Zipi había puesto patas arriba al Atlético de Madrid y más tarde llegó Zape para rematarlo.

Alguna diferencia, sin embargo, hay en cuanto al futuro. El jugador de Albox está a punto de renovar con el Sevilla, mientras que los grandes, sobre todo el Real Madrid, empiezan a echar sus redes sobre el palaciego, que ha completado posiblemente su mejor temporada desde que es futbolista profesional.

  • 1