sábado, 20 abril 2019
18:02
, última actualización
Deportes

La Copa, un camino de obstáculos para el Sevilla

El Barcelona en octavos y el Valencia o el Deportivo en los cuartos de final son los rivales que tendrá que superar el Sevilla para alcanzar las semifinales de la Copa del Rey.

el 01 dic 2009 / 21:09 h.

José Castro, vicepresidente del Sevilla, tuvo en sus manos la suerte, en este caso el infortunio, de emparejar a su equipo con el peor rival posible de cuantos había en el bombo del sorteo de la Copa del Rey, el Barcelona. La quinta y la sexta bola fueron las pertenecientes a los azulgranas y a los sevillistas. Al menos el orden, eso sí, deparó el partido de ida en el Camp Nou (en principio el día 6 de enero) y el de vuelta en el Sánchez Pizjuán (en principio el día 13 del mismo mes).

Pero no acabó ahí la dureza del sorteo. También se definieron ayer en Las Rozas los cruces hasta el final de competición, y al Sevilla, por supuesto, le tocó también el peor posible. Si es capaz el conjunto de Jiménez de eliminar al actual campeón del torneo, en los cuartos de final se las verá o con el cuarto o con el quinto clasificado en la Liga en la actualidad. Porque el vencedor de su cruce se emparejará con el vencedor de la otra eliminatoria estrella de la ronda de octavos, el Deportivo de La Coruña-Valencia. También en este caso el Sevilla –o el Barcelona– contaría con el factor campo a favor, ya que la vuelta sería en el Sánchez Pizjuán, un factor que, a juicio de Jiménez, podría ser determinante en ambos casos.

Por fin, el equipo que logre salir vivo de estos durísimos cruces que enfrentan a cuatro de los cinco primeros clasificados de la Liga, llegará a la semifinal muy reforzado moralmente y con un rival mucho más asequible. De hecho, de los cuatro posibles que lleguen a la semifinal dos son de categorías inferiores. El oponente saldrá de los enfrentamientos Hércules-Osasuna y Alcorcón-Racing de Santander. En este caso, la ida se disputaría, si el Sevilla llegara a este punto, en el Sánchez Pizjuán.

MUCHO BARCELONA. Se da la casualidad que en el duro mes de enero que le espera al conjunto nervionense, sin Kanouté, Romaric y Zokora, habrá tres enfrentamientos con el Barcelona en poco más de una semana, porque el duelo de ida en la Liga se disputará el 16 de enero, tres días más tarde de que uno de los dos haya quedado apeado de la Copa del Rey por el otro.

Barça y Sevilla se han visto las caras hasta el momento en 11 eliminatorias de Copa del Rey, en las que en ocho ocasiones se han impuesto los catalanes y en tres los andaluces. La última vez fue en los octavos de final de la temporada 2007/08, cuando los hombres que dirigía Frank Rijkaard obtuvieron un valioso empate en el estadio Sánchez Pizjuán (1-1), que hicieron bueno en la vuelta en el Camp Nou (0-0).

  • 1