Local

La copla sevillana

A lo que llamamos oro alemán, en Alemania le dicen americanisch Gold, oro americano, seguramente porque nadie quiere ser -y con razón- madre del producto.

el 15 sep 2009 / 05:49 h.

A lo que llamamos oro alemán, en Alemania le dicen americanisch Gold, oro americano, seguramente porque nadie quiere ser -y con razón- madre del producto. Pero hay otros casos en los que no existe ninguna razón para abjurar de la maternidad, como por ejemplo el de la copla, ésa que unos llaman canción española, otros canción andaluza y que, en buena lógica, habría que reivindicar como canción sevillana o copla sevillana porque casi todos sus creadores fueron sevillanos de nacimiento o de adopción, lo mismo que sus intérpretes si exceptuamos a Concha Piquer, que aparentaba serlo, y a Rocío Jurado que nació en la Sevilla de verano que era Chipiona en sus años mozos.

Es que se me había quedado a trasmano aplaudir la iniciativa de conceder la Medalla de la Ciudad a la copla pero me lo recordó una chica, Carmen París, a la que escuché el viernes en el Palau de las Artes de Valencia cantar lo que ella llamó "balada andalusí" y que era, ni más ni menos, que una copla cuya letra versaba sobre cuestiones de hoy. Aquí, sin embargo, no nos gustan las innovaciones y nos empeñamos en repetir los viejos temas, en volver una y otra vez sobre las mismas letras aunque -cada vez- con niños de menor edad. Si no renovamos nuestro género tengan por seguro que a la copla andaluza y que en realidad es sevillana, acabarán llamándola balada andalusí. Y nos habrá pasado por carcas.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1