Local

La corona metropolitana aporta un tercio de los universitarios sevillanos

Los 45 pueblos que conforman la corona metropolitana sevillana son una cantera de clientes para las Universidades hispalenses. De los 46.406 jóvenes sevillanos que estudian en la Hispalense, 16.819 proceden de dicha corona metropolitana, lo que supone que ésta aporta a la Hispalense y la Olavide un tercio de los universitarios sevillanos matriculados.

el 16 sep 2009 / 07:06 h.

TAGS:

Los 45 pueblos que conforman la corona metropolitana sevillana son una cantera de clientes para las Universidades hispalenses. De los 46.406 jóvenes sevillanos que estudian en la Hispalense, 16.819 proceden de dicha corona metropolitana, lo que supone que ésta aporta a la Hispalense y la Olavide un tercio de los universitarios sevillanos matriculados.

La cercanía con la capital y la mejora de las comunicaciones (carreteras y más recientemente la línea 1 del Metro) han fortalecido más si cabe el papel de cantera de universitarios que tienen los pueblos de la corona metropolitana. Según los datos facilitados por la Universidad de Sevilla y la Pablo de Olavide, en el curso 2008/2009 hubo 65.215 matriculados, de los cuales 46.406 son naturales de la provincia de Sevilla. La capital hispalense es, indudablemente, la que más estudiantes aporta, con 22.787. El resto, 23.619, son de la provincia. Y lo más llamativo es que sólo los pueblos de la corona metropolitana suministran a la Hispalense y la Olavide 16.819, es decir, aproximadamente un tercio de los estudiantes sevillanos que hay en las instituciones académicas.

El pueblo que más alumnos manda a la Universidad de Sevilla es Dos Hermanas, con 2.221 (contando con los 723 estudiantes que viven en la barriada nazarena de Montequinto). Le sigue, pero con bastante distancia, Mairena del Aljarafe (1.170), Alcalá de Guadaíra (950), Tomares (834) y Utrera (817). Sorprende que en esta lista no se encuentre un pueblo como San Juan de Aznalfarache, a pocos minutos de Sevilla y desde hace unos meses directamente comunicado con el Centro de la capital mediante el Metro. San Juan aporta 295 universitarios cuando pueblos más alejados pero con una población similar como Morón de la Frontera manda a Sevilla al doble de estudiantes, 415, según el anuario de la Hispalense. En el extremo opuesto, El Madroño es el pueblo del que menos universitarios salen para Sevilla: dos para ser exactos en el curso 2008/2009. El Madroño (ubicado en la Sierra Norte sevillana) tiene censados 347 habitantes. En la lista de los que menos aportan a la Universidad de Sevilla están, además de El Madroño, San Nicolás del Puerto (7), Castilleja del Campo (9), Lora de Estepa (11) y El Garrobo (12).

En el caso de la Olavide, los pueblos que más alumnos mandan a la capital a estudiar coinciden con los de la Hispalense: Dos Hermanas (809), Alcalá de Guadaíra (295) [sobre terrenos de estas dos ciudades se asienta la Universidad Pablo de Olavide], Mairena del Aljarafe (256), Utrera (208) y Tomares (189).

Con acento gaditano

Del resto de Andalucía, la Universidad de Sevilla recibe sobre todo a estudiantes gaditanos (6.757). Las otras dos provincias que más alumnos exportan a la Hispalense son Huelva (3.524) y Córdoba (2.731). Con los datos de movilidad en la mano, las provincias más al este de la comunidad andaluza tienen como universidad de referencia a la de Granada.

Villafranco en vez de Isla Mayor

Las dos universidades se- villanas reciben a estudiantes oriundos de la localidad de Isla Mayor. En concreto, la Hispalense cuenta con 41 isleños, mientras que la Pablo de Olavide recibió en el curso 2008/2009 a once. Sin embargo, ambas universidades, en la información que han facilitado a este periódico, se refieren a Isla Mayor como Villafranco del Guadalquivir, nombre que el pueblo perdió allá por la década de los noventa.

Por otra parte, en el caso de la Olavide, son varios los pueblos que sólo aportan un alumno. Es el caso de Alcolea del Río, Badolatosa, Cañada del Rosal, El Castillo de las Guardas, El Garrobo, Marinaleda, San Nicolás del Puerto y la pedanía de Maribáñez.

Las Universidades sevillanas están en pleno proceso de preescripción. Ambas esperan una subida en el número de matriculaciones, por lo que están especialmente "satisfechas" con la adaptación realizada al Plan Bolonia. El nuevo modelo de educación superior, en contra de lo que auguraban los más pesimistas, no parece que vaya a restar alumnos a las aulas universitarias.

  • 1