Local

La Corrala Utopía pide a Vivienda que medie ante el banco propietario de la finca

el 16 oct 2012 / 11:07 h.

TAGS:

Las 36 familias de la Corrala Utopía llevan más de cinco meses en el bloque de San Lázaro.
Las 36 familias de la Corrala Utopía han presentado en los últimos días sendos escritos a la Consejería de Vivienda de la Junta de Andalucía, al Defensor del Pueblo Andaluz y a Ibercaja (entidad bancaria que desde recientes fechas figura como propietaria del inmueble) para formar una mesa de negociación en aras de buscar una solución a la situación existente. Tal y como han manifestado desde un primer momento, las 36 familias que se alojan en la Corrala Utopía solamente reclaman su derecho a una vivienda digna y desean pagar un alquiler social asequible a sus circunstancias económicas. Mientras que tanto el Defensor del Pueblo como la Consejería de Vivienda han mostrado una predisposición positiva a realizar labores de mediación, Ibercaja (a quién se entregó el escrito en primer lugar a finales de la pasada semana) guarda aún silencio.


Se da además la circunstancia de que esta entidad bancaria mantiene en marcha un programa denominado 'Llaves Solidarias', que prevé la posibilidad de ofrecer a colectivos vulnerables y en riesgo de exclusión alquileres a precios asequibles. El objetivo de la Corrala Utopía es que las 36 familias que habitan el inmueble puedan regularizar y legalizar su situación a través de este programa. Las familias están también abiertas a cualquier otra solución que les garantice el derecho a una vivienda digna, tal y como recogen la Constitución Española, el Estatuto de Andalucía y la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Ibercaja adquirió la propiedad del inmueble aún siendo consciente de que en su interior había ya viviendo 36 familias. Se realizó además una transacción que ofrece ciertos claroscuros y que a nivel legal está siendo analizada al detalle por el Equipo Jurídico del 15M. La Corrala Utopía quiere manifestar además que a día de hoy, y teniendo en cuenta las multimillonarias ayudas públicas que ha recibido la banca española, la ciudadanía tiene toda la legitimidad moral para exigir a las entidades bancarias medidas de este tipo, habida cuenta de su responsabilidad en la crisis y de los numerosos recortes que está provocando el rescate bancario.

  • 1