Local

La corrupción pasa factura a los socialistas, no a populares

el 23 may 2011 / 21:06 h.

TAGS:

En las listas electorales andaluzas había candidatos imputados o investigados por prevaricación, delitos urbanísticos, cohecho, malversación o falsedad documental. Había candidatos de todos los partidos políticos bajo sospecha judicial en Córdoba, Sevilla, Jerez, Ronda, Estepona, Puerto Real, San Fernando, Almuñécar, Atarfe, La Línea de la Concepción, Armilla, Baena, El Ejido o Morelábor.

Pero la sombra de la corrupción se ha cobrado más víctimas en el PSOE e IU que en el PP. Por ejemplo, el alcalde socialista de Baena, Luis Moreno, investigado por emitir unas supuestas facturas falsas a un club de alterne, dimitió ayer tras su descalabro electoral. El candidato socialista a la Alcaldía de Granada, Francisco Cuenca, estaba imputado por un delito de cohecho en el caso Morelábor, y su derrota frente al PP ha sido aplastante. Sin embargo, la candidata de los populares en Jerez, María José García Pelayo, se ha alzado con la mayoría absoluta, con nueve ediles más, pese a estar investigada por su posible relación con la trama Gürtel.

Aparte de esto es difícil sacar una conclusión clara, porque por un lado, el gran damnificado de la corrupción política es el alcalde de El Ejido, Juan Enciso, que pasó un año encarcelado y está imputado por varios delitos de corrupción investigados en la Operación Poniente. Enciso, que creó el PAL después de separarse del PP, ha perdido la Alcaldía que ostentaba con mayoría absoluta. Pero el promotor y joyero cordobés Rafael Gómez Sandokán, imputado en el caso Malaya y con una deuda de 26 millones al consistorio de Córdoba, se ha convertido en la segunda fuerza política más votada en la capital.

  • 1